UNA RED DE JOYAS

 

Introducción

     Tienes en las manos un libro de aforismos escogidos entre los numerosos escritos del maestro y sabio contemporáneo Ramesh S. Balsekar. El problema inherente a la lectura de un libro como este puede compararse al hecho de comer una caja de bombones surtidos. Si se consumen rápidamente, cada delicioso bocado va perdiendo rápidamente su matiz individual y se diluye en una mezcla dulce y amorfa. Saciado, pero impelido a seguir comiendo, el desgraciado glotón se halla a sí mismo tragando a puñados los deliciosos bombones, sin ser capaz de apreciarlos.

     La solución, por supuesto, es un artículo tan valioso como escaso, la moderación. Tomado de uno en uno y saboreado con una atención plena, cada pasaje revela su profundidad, su carácter y su sutileza. Por desgracia la moderación no es un rasgo que suela ir asociado a los buscadores de la Verdad; es por ello que presentamos esta recolección de aforismos de Ramesh en forma de  meditaciones individuales de mañana y tarde.

     Es importante recordar que estas reflexiones no son puzzles que deban ser resueltos, ni códigos cifrados que haya que descifrar, ni tampoco vitaminas que haya que tragar de golpe, sino que más bien están en la línea de un delicioso festín que uno debe retener con delicadeza en el corazón intuitivo para dejar que se funda lentamente.

     A veces una gran Comprensión se revela en los momentos más sencillos.

 

Wayne Liquorman

 

1 de enero

El universo no ha sido causado sino que es espontáneo como una red de joyas, en la que cada una es solamente el reflejo de todas las demás, interactúando entre sí en una fantástica armonía que no tiene fin.

La Realización-personal no requiere ningún esfuerzo. Lo que tratas de alcanzar es lo que ya eres.

 

2 de enero

La iluminación es el vacío total de la mente. No puedes hacer nada  para conseguirla. Cualquier cosa que hagas solo será un obstáculo.

Si dejas de conceptualizar inútilmente serás lo que eres y lo que siempre has sido.

 

3 de enero

En el plano fenoménico lo único que no es un concepto es ese conocimiento que tiene y ha tenido todo ser humano, todo ser sensible, en todo momento de la historia: Yo existo, Yo Soy, en este momento, aquí y ahora.

Ver de verdad no es solamente un cambio en la dirección de la mirada, sino un cambio en su mismo núcleo, en el que el mismo  observador desaparece.

 

4 de enero

La única comprensión verdadera es que no existe nada, ni siquiera el que comprende.

Los conceptos solo sirven, en el mejor de los casos, para negarse unos a otros, como cuando se usa una espina para sacar otra. Una vez que se ha sacado la espina que estaba clavada, hay que deshacerse de las dos. Solamente en el silencio profundo dejamos atrás los conceptos. El lenguaje y las palabras tratan únicamente con conceptos y por eso no pueden acercarse a la Realidad.

 

5 de enero 

Entre la Consciencia pura y la Consciencia tomada como conocimiento hay una diferencia que la mente no puede apreciar. El reflejo del sol en una gota de rocío no es el sol.

La manifestación puede adoptar innumerables formas, pero el sustrato de toda esa miríada de formas es la Consciencia, sin la que nada puede existir.

 

6 de enero

La fuente de la Consciencia es la Consciencia. Todo lo que hay es la Consciencia.

El universo funciona a su propio modo alegre, místico y mágico, hasta que comienzas a observarlo, y por el hecho de observarlo, creas problemas. El funcionamiento del universo no tiene problemas.

 

7 de enero

Creemos que podemos ejercer nuestra voluntad, pero en nuestro fuero interno sabemos que hay un orden infinitamente más poderoso que parece dictar nuestras vidas.

El hombre sabio está desprovisto de ego aunque parezca que hace uso de él. Su mente desocupada, o contemplativa, ni hace algo ni no hace nada. Está más allá de la volición, ni esto ni aquello. Él es todo y nada a la vez.

 

8 de enero

No hay manera de que puedas controlar las consecuencias de tus actos. La vida es un flujo impersonal y no puedes controlar ni tu vida ni la de ninguna otra persona.

La verdadera felicidad es la ausencia del deseo de felicidad. El estado de iluminación es no desear felicidad ni ninguna otra cosa.

 

9 de enero

La iluminación es solamente una comprensión en la que no hay nadie que comprenda. Es una entrega en la que no hay nadie para entregar nada.

Tus dudas no se resolverán por completo hasta que tu percepción haya traspasado la mera fenomenalidad, y tal percepción no es una cuestión de voluntad sino de Gracia.

 

10 de enero

Tu verdadera identidad es solamente aquello que ya era antes de la aparición de este cuerpo-consciencia. Esa es la Realidad. Es aquí y ahora, y no se trata de ser capaz de alcanzarla o de comprenderla.

Cuando el sentimiento de “yo” desaparece por completo, la dualidad se desvanece en el éxtasis.

 

11 de enero

La única actitud válida ante cualquier problema conceptual es contemplar el problema con perspectiva y tomarlo como un pensamiento inútil. No existe ningún problema que no sea meramente conceptual.

No es posible hacer que la mente se vacíe.

 

12 de enero

Para meditar no es necesario que tengas ningún objetivo, lo que significa que tampoco tendrás ninguna expectativa. En esos momentos no eres tú el que alcanza a la Realidad, sino que es la Realidad la que te alcanza a ti. Simplemente siéntate un rato en silencio.

Toda la manifestación fenoménica se basa en el principio de la dualidad, que comienza con el sentimiento “YO SOY”.

 

13 de enero

La comprensión intelectual está basada en causas y efectos temporales. La comprensión intuitiva es intemporal y en ella causa y efecto son uno.

Sin la auto-realización ninguna virtud es auténtica. Solo te es posible comenzar a amar natural y espontáneamente cuando llegas a la profunda convicción de que a través de todas las cosas fluye la misma vida y que tú ERES esa vida.

 

14 de enero

El pavor del hombre a la inseguridad y su esperanza de recibir la ayuda de un poder superior, le conducen a crear el concepto de un Dios sobrenatural. Pero tanto este Dios, como la propia entidad que espera obtener seguridad por su mediación, son solamente conceptos.

En lo que concierne a la dualidad metafísica no hay ningún conflicto entre los opuestos. El conflicto del hombre entre el bien y el mal, la felicidad y la desgracia, el placer y el dolor, es tan impensable en la naturaleza como una corriente eléctrica sin ambas polaridades, la positiva y la negativa. El principio de la dualidad polar solo puede entenderse metafísicamente a través de la aceptación voluntaria de que todos los opuestos polares son la auténtica base del universo y la vida que contiene.

 

15 de enero

La verdadera meditación implica la aniquilación del ego. Pero el ego no quiere que eso ocurra. Cuando meditas la mente rápidamente te dice: “Deja de perder el tiempo, haz algo útil.”

Una experiencia no es nunca real, sino solo conceptual. Cualquier tipo de experiencia que se pueda tener es solamente un suceso en la consciencia.

 

16 de enero

Silencio de la mente que es el resultado de una profunda comprensión; esa meditación es una meditación natural y espontánea que simplemente sucede.

Cuando comprendes de verdad que esta vida y sus vivencias son un absurdo, te unes al baile. Participas en este absurdo. El organismo cuerpo-mente continúa viviendo en el mundo, pero sin ningún sentimiento de autoría personal.

 

17 de enero

Los problemas hay que disolverlos, no resolverlos, porque no hay ninguna solución. La única manera de disolver los problemas es sencillamente observándolos según van surgiendo.

Cuando se comprende la Verdad no hay ni esclavitud ni liberación. Tanto los mundos en los que soñamos cuando estamos dormidos, como este mundo que soñamos cuando estamos despiertos, habrán desaparecido en la disolución cósmica, que es el equivalente al estado de sueño profundo.

 

18 de enero

Tal y como se entiende generalmente, la palabra amor significa separación, mientras que en una auténtica relación no-objetiva no amamos a los otros, SOMOS los otros.

La experiencia sensorial no puede atar a una persona que no la vive ni con ardor ni con timidez, sino solo con indiferencia.

 

19 de enero

La Presencia Absoluta es el ojo ubicuo que mide el universo. Es el centro del infinito que todo lo ve y que sin embargo no ve porque es la visión en sí misma.

No es que el presente nos deje atrás a toda velocidad. El momento presente es, por supuesto, eterno. Es nuestra percepción imperfecta la que crea la sucesión horizontal en el tiempo. La duración secuencial es una consecuencia de la verbalización de pista única de nuestra mente dividida que no comprende instantáneamente el mundo exterior, sino que lo interpreta perversamente extrapolando pequeñas partes y secuencias y llamándolas sucesos y consecuencias.

 

20 de enero

La única condición para la comprensión de la Verdad es desear su conocimiento con una profunda intensidad. No puedes VERLA, ni SENTIRLA solamente porque en realidad no LA deseas, estás demasiado ocupado alegrándote y entristeciéndote por tu existencia finita.

La sensación de estar vivo, de estar presente, es tan intoxicante, que uno se queda encantado por la manifestación que le presenta y se siente tan implicado, que se olvida de averiguar si el espectáculo existe realmente, o es solo una alucinación, un sueño, un espejismo.

 

21 de enero

Espacio y tiempo, macho y hembra, sujeto y objeto, ser y no ser, todos están sumidos en el flujo de la Comprensión.

Es el intelecto el que nos aporta la sensación de miedo, porque es el intelecto el que quiere seguridad y rechaza el cambio.

 

22 de enero

Al ser humano que se considera a sí mismo una entidad y se queda desconcertado, la Consciencia le provocará nuevos desconciertos. Lo que ocurre es que la Consciencia se está divirtiendo.

Cuando aparezca la comprensión de que “Esto también pasará”, sea la alegría o la pena, traerá consigo un enorme cambio de perspectiva.

 

23 de enero

Solo aquellos que sean capaces de ver su propia cara sin un espejo serán capaces de ver su verdadera naturaleza. ¿Qué forma de ver es ésta? Ver sin espejo no es ver con los ojos que ven objetos, sino como AQUELLO que ve. Es la mirada hacia dentro, o la visión interior de la propia Consciencia, en la que no hay alguien que ve.

Cuando el pensamiento, la disciplina, y la experiencia, han hecho todo lo que han podido y aceptan por fin su derrota total, pueden dejar de funcionar en conjunción. Ese estado está más allá de las palabras y del silencio. No es ni una cosa ni la otra. No se puede experimentar el noumen Absoluto. Conocerlo es SERLO.

 

24 de enero

El hombre llega al conocimiento de la Verdad cuando brota en él la ecuanimidad, tras haber aprendido, a través de la experiencia personal, que cualquier cosa que la vida aporta es en realidad totalmente banal. El hombre mundano se convierte en un hombre sabio a través del reconocimiento de que el desapego es la liberación, mientras que la pasión por las experiencias y los objetos sensoriales es la esclavitud.

La esclavitud, y el sufrimiento que produce, no se basan solamente en la identificación con el cuerpo, sino en la identificación con una entidad subjetiva totalmente imaginaria inferida de la identidad corporal.

 

25 de enero

El pensamiento inicial “YO SOY” es la base de todos los pensamientos posteriores, y por supuesto el verdadero origen de la mente.

Tan serena como el agua libre de ondas, está la mente libre de pensamientos, pasiva y totalmente receptiva. Cuando está en silencio, la mente refleja la Realidad. Cuando está totalmente inmóvil, se disuelve, y solo la Realidad permanece.

 

26 de enero

Tratar de controlar la mente a la fuerza es como tratar de aplanar las olas con una plancha. El único resultado posible es la aparición de nuevos problemas.

La verdadera comprensión viene de fuera, no pertenece a la dimensión espacio-tiempo. Por lo tanto solamente podemos llamarlo Gracia. El mantener tu ser abierto y receptivo a esa otra dimensión es una cuestión de Gracia.

 

27 de enero

No puedes combatir al ego. Acéptalo y déjale continuar. Esta comprensión le hará retroceder poco a poco.

El resultado del desarrollo intelectual del hombre es que, a diferencia de cualquier otro elemento de la naturaleza, él anhela una armonía perfecta o ideal, que solamente conoce de manera conceptual, pero que nunca ha experimentado. Este es el eterno problema del que nunca se liberará a través del esfuerzo.

 

28 de enero

La falacia básica de la búsqueda del hombre consiste en que, en lugar de SER la Consciencia universal, o el Principio Absoluto, que noumenalmente ES, el hombre, en su existencia como objeto fenoménico, intenta alcanzar una felicidad ideal imaginaria tratando de convertirse en algo distinto de lo que ya es.

El mundo de los sueños contiene todos los elementos importantes del mundo “verdadero”. Pero la continua aparición de una cosa, ya sea a la mente que sueña, ya sea a los sentidos despiertos, no es una prueba de su existencia real. Solo con la disolución de toda aparición puede alguien despertar a la Realidad primordial del Ser.

 

29 de enero

Cuando el hombre finalmente acepta que no puede hallarle ningún sentido a la vida sobre la base de la seguridad, entonces, y solo entonces, puede la vida cobrar sentido.

La personalidad individual, el “yo”, cree estar limitada y confinada a un determinado cuerpo. La introspección, la investigación de la propia personalidad, busca el origen de este falso “yo” centrando en él el foco de la atención, o la consciencia, con lo cual el “yo” desaparece porque no tiene una existencia independiente. Se demuestra que es solo una ilusión. Lo que permanece es esa misma Consciencia universal que siempre estuvo allí y que es la verdadera naturaleza, o el SER real, de ese “yo” artificial.

 

30 de enero

Estar ansioso es desgastarse uno mismo. Buscar el poder o utilizar la fuerza es forzar el propio sistema.

Si en lo más profundo de ti deseas con todas tus fuerzas sobrevivir y mantener el control de las cosas, no puedes adoptar la actitud de no preocuparte por ello. Y además, tratar de detener la preocupación significa hacer un esfuerzo para controlarla. Debes permitirte la libertad de preocuparte, de permitir a la mente pensar lo que quiera pensar.

 

31 de enero

La clave del asunto es la siguiente: Es Su Voluntad la que ha prevalecido siempre; es Su Voluntad la que ahora prevalece; y es Su Voluntad la que prevalecerá en el futuro. Es un hecho. Cuanto más tarde uno en aceptarlo más tardará en dejar de sufrir.

Vida y muerte son solamente conceptos, siendo el uno la ausencia del otro. El sabio ignora tales conceptos transitorios y es inseparable de la presencia nouménica, que es todas las cosas. Es únicamente la materia la que experimenta cambios y transformaciones y la que está sujeta al nacimiento y a la muerte, mientras que la presencia nouménica permanece eternamente inalterable.

 

1 de febrero

La verdadera rendición significa la aceptación efectiva del hecho de que no hay ninguna entidad individual con capacidad de actuar independientemente de Dios o del Yo.

El contacto con la consciencia del Absoluto solo puede llegar cuando la mente está detenida, cuando el proceso de conceptualizar ha cesado por completo. Cuando la mente se da un banquete la Realidad desaparece. Cuando la mente ayuna aparece la Realidad.

 

2 de febrero

La no-acción del estado no-mental casi nunca es apreciada en su verdadero significado. Por el contrario, en esta sociedad materialista donde lo que se valora y se espera es un espíritu furiosamente competitivo para poder alcanzar determinados objetivos, se la suele tomar por holgazanería. Pero lo que casi siempre se olvida es que toda esa actividad física y mental solamente conduce a la consecución de un “éxito” que rápidamente se muestra vacío y efímero. Al final uno se halla en un estado de enorme frustración y con la sensación de haber desperdiciado su vida.

Los organismos son creados con ciertas características dadas para que puedan ocurrir determinadas acciones.

 

3 de febrero

Todo lo que puedes hacer es interpretar tu papel lo mejor que te sea posible. Las consecuencias no están en tu mano.

El cambio es la base de la vida. Los opuestos son polaridades interconectadas, no irreconciliables, entre los que tenemos que elegir.

 

4 de febrero

El estado original del noumen es aquél en el que ni siquiera conocemos nuestra existencia.

Siempre que se produce la experiencia subjetiva del sentimiento de  “YO”, se da necesariamente la ausencia del sentimiento de “yo”, de estar separado, de estar aislado, de estar inseguro. Al principio se necesita una buena cantidad de paciencia para sentarse en silencio, sin ningún propósito específico,  y dejar que el “yo”, junto con los pensamientos que en él se basan, se desvanezca en un segundo plano. Pero cuando sucede, la experiencia íntima de unidad con lo que a uno le rodea se desarrolla de un modo fluido, y uno SABE que uno es todo lo que ve y lo que no ve. El sentido de la vida se vuelve entonces completamente claro.

 

5 de febrero

La pregunta de cómo vivir la propia vida está en realidad mal planteada. El hombre como entidad aparente no vive su vida, sino que ES VIVIDO por ella, como una marioneta que cuelga de sus hilos. Todos sus intentos por “vivir su vida” no son más que reacciones a impulsos generados por condiciones psico-físicas sobre las que no tiene ningún control. Todos sus supuestos actos de voluntad son solo la fantasía de una noción de un “yo” artificial que cree que dirige su propia vida según su “libre albedrío”.

El mundo no es una ilusión en tanto que es una expresión del Absoluto inmanifiesto. Lo que es obviamente ilusorio es tu equivocada identificación como una entidad independiente.

 

6 de febrero

El hombre se considera a sí mismo un ser especial, elegido entre el resto de la creación; pero en cuanto concierne a la construcción física no hay ninguna diferencia entre algunos de los diversos tipos de criaturas sensibles, solo difiere el proceso. La personalidad se incorpora después del nacimiento y es, claramente, el resultado de un proceso sobre el que ni uno mismo, ni los padres, tiene ninguna elección. A ningún individuo se le ha consultado nunca antes de su nacimiento su opinión acerca de una determinada pareja de padres, porque antes del nacimiento no había ninguna personalidad a la que consultar. Por lo tanto se puede decir que no has intervenido lo más mínimo en la creación del presunto individuo independiente que se supone que eres.

La efectividad de las palabras se observa claramente en el caso del universo manifiesto, al que precisamente las palabras hacen parecer verdadero aunque en realidad se trate de una ilusión. Pero es también a través de las palabras como el individuo advierte finalmente su verdadera naturaleza, cuando las palabras y el pensamiento son por fin sacrificados en la comprensión directa del Absoluto.

 

7 de febrero

Todo lo que está sucediendo en el presente momento es necesario.

Cuando adoptamos realmente la convicción de que somos solamente un instrumento, como todos los demás millones de seres humanos a través de los que opera Dios, o la Totalidad, ¿cómo no vamos a  tener una enorme sensación de liberación?

 

8 de febrero

Buscar no es una cuestión de comprensión, es una cuestión de percepción intuitiva. Pero hay que llegar a ella a través del intelecto.

El estado no-mental no es la vaciedad de la idiotez,  sino la inteligencia más completamente alerta sin la distracción de los pensamientos espontáneos.

 

9 de febrero

Los animales no tienen que afrontar el tipo de problemas que agobian al hombre y que son creados por el intelecto. En un animal las sensaciones de consonancia y disonancia, de afinidad y de antipatía, son intuitivas y están incorporadas como un reflejo condicionado, mientras que en el hombre están sujetas a la compleja interferencia del raciocinio, por medio del cual, éste, no solo es consciente de sus acciones y sus percepciones, sino que además piensa en ellas.

El tiempo es solo un concepto. El futuro se mueve hacia el pasado sin dejar tiempo para el presente. Cuando se comprende que la relatividad del tiempo es únicamente un concepto para medir el cambio aparente, solo permanece el momento presente, que es la eternidad misma.

 

10 de febrero

En el proceso total de la evolución los individuos son en realidad bastante irrelevantes excepto como instrumentos impersonales a través de los cuales se realiza el proceso en sí mismo.

Crees que eres una “personalidad” independiente solo porque has considerado a un objeto “sólido” que tiene un nombre, que es el cuerpo, como si fueras tú mismo. Pero en realidad, el cuerpo en sí mismo no es más que un insignificante, y enormemente intrincado, complejo de ondas eléctricas, una serie de funciones rítmicas, un vibrante campo de energía, y vacuidad. Lo que en realidad eres es lo mismo que son todos los demás seres: pura capacidad sensorial. Por lo tanto, en lugar de ser una personalidad lastimosa a través de un objeto, en realidad eres todo.

 

11 de febrero

El miedo se basa en realidad en la memoria de pasadas experiencias y no en las experiencias mismas, porque ya están muertas.

La consciencia te dirige a través del ego a cualquiera que sea el sitio en el que se supone que debes estar.

 

12 de febrero

En algún punto el intelecto debe advertir que lo que está tratando de comprender está más allá de su comprensión, que es de una dimensión totalmente diferente.

Es vital advertir que la COMPRENSIÓN LO ES TODO, que es imposible alterar o modificar LO-QUE-ES, y que por lo tanto cualquier cuestión sobre métodos o técnicas para “alcanzar” la iluminación es completamente irrelevante.

 

13 de febrero

La trascendencia del pensamiento no ocurre a través de la supresión de la  voluntad o del deseo, sino a través de la ausencia natural de los mismos, aportada por el reconocimiento de nuestra verdadera naturaleza.

El universo manifiesto nunca revelará su secreto si se parte de la base de la individualidad y de la libertad de elección.

 

14 de febrero

En realidad nuestro mundo no es un mundo objetivo, sino que es un mundo puramente subjetivo, un mundo del pensamiento, un mundo de la palabra, un mundo creado por la extraordinaria fertilidad de la imaginación.

El intelecto es esencial para llevar a un ser sensible hasta el punto de despegue hacia la auto-realización, que es el punto en el que el intelecto se da cuenta de que no puede conocer su propia fuente.

 

15 de febrero

Los indicios más inequívocos de progreso espiritual son: una falta total de preocupación por el progreso espiritual, y una ausencia total de ansiedad por liberarse.

La liberación consiste en estar libre de la idea de que hay alguien que necesite liberarse.

 

16 de febrero

La entidad que se supone que está reencarnada en otro cuerpo ni siquiera existe ella misma excepto como un concepto. ¿Cómo puede renacer un mero concepto?

Cuando la percepción intuitiva de nuestra propia naturaleza es completa, la distinción entre conocimiento e ignorancia se vuelve irrelevante. Nada permanece, ni como ignorancia ni como conocimiento, y por supuesto la propia identidad se desvanece en lo informe.

 

17 de febrero

El sentido habitual del término éxtasis tiene una connotación de alguna clase de reverente sometimiento en la humildad, pero el verdadero éxtasis se refiere al cese de la actividad conceptual en el estado no-mental y solo puede ocurrir de un modo espontáneo y nunca debido a un esfuerzo de la voluntad. Los esfuerzos positivos y negativos para alcanzarlo solamente pueden ser obstáculos. Sin embargo cuando sucede espontáneamente su resultado puede ser una transformación instantánea y total del que lo experimenta.

Comprender en profundidad que la vida y el hecho de vivir se basan en el cambio, nos guste o no, es un gran paso adelante.

 

18 de febrero

La mente humana piensa en términos laterales, pero casi todo en el universo es circular. Cualquier cosa que cambia tiene que cambiar otra vez.

El universo está en continuo movimiento, pero siempre está equilibrado.

 

19 de febrero

El término deseo se refiere no solo a los objetos materiales sino también al deseo de iluminación. La necesidad de saber, de conocer nuestra propia naturaleza verdadera no deja de ser un deseo, y ese deseo lo tiene el “yo”.

Cuando cesa la conceptualización se detiene la falsa mirada-externa y lo que queda es la mirada-interna; no se trata de mirar hacia adentro sino de mirar desde dentro, desde la fuente de todas las miradas.

 

20 de febrero

Aparte de la futilidad del esfuerzo en sí mismo, cualquier intento de impedir que surjan los pensamientos divide la mente de un modo artificial entre aquello que hace la prevención contra aquello que está siendo prevenido, y solo consigue crear conflictos y neurosis. Cualquier pensamiento insustancial que surja, se desvanecerá rápidamente por sí mismo si no lo aceptamos y lo reivindicamos como si fuera la realidad. Tratar de eliminar los pensamientos de una manera consciente y deliberada es como tratar de lavar la sangre con sangre.

Toda acción es espontánea y toda voluntad es una ilusión. Una vez se acepta esto uno deja de intentar ser espontáneo. Advertir la falsedad de la volición convierte automáticamente todas las acciones en espontáneas.

 

21 de febrero

Nuestra existencia está atrapada entre el deseo y el miedo, en el contexto del tiempo. El meollo del problema radica por tanto en el pensamiento, que es el creador del tiempo.

En realidad un ser humano no tiene mayor independencia o autonomía para vivir su vida que la que tiene el personaje de un sueño. Ninguno de los dos tiene absolutamente nada que ver con la creación del sueño ni de nada de lo que hay en él. Ambos están sencillamente siendo vividos, al igual que todo lo demás, en esta vida-sueño que es el universo manifiesto. Todo el sueño es irreal. Solo el soñador es real, y es la propia Consciencia.

 

22 de febrero

A pesar de lo que puedan creer, los seres humanos no viven y ejercen su voluntad, sino que son completamente vividos. La importancia de una vida individual, e incluso del mismo hecho de vivir, han sido ampliamente exageradas y sobre valoradas. La propia Naturaleza desafía la presunción humana de la “sacralidad de la vida” con la inapelable demostración de que la vida es puramente incidental para la totalidad del orden manifiesto y funcional.

Todos los acertijos, todas las aparentes adivinanzas, las paradojas y las contradicciones, subsisten solamente en la mente-dividida que se basa en la relación sujeto-objeto. Todas se resuelven en cuanto se contemplan desde el punto de vista de la Totalidad.

 

23 de febrero

La auto-realización no está hecha para aquel cuyo intelecto haya sido embotado por una firme creencia en la ilusión de considerarse a sí mismo como una entidad en el mundo fenoménico y que, por lo tanto, trata de alcanzar la satisfacción en los placeres ilusorios de los sentidos. Una persona así, que ha objetivado el mundo fenoménico en su propia mente, no se da cuenta de que es la propia mente ilusoria la que les destruye  a ambos, a él y a su mundo. Por lo tanto sigue estando sujeto a, y siendo víctima de, sus propias ideas del nacimiento, del sufrimiento y de la muerte.

La paz o la quietud están siempre ahí hasta que la mente se entromete.

 

24 de febrero

Combatir al ego, a la mente, es precisamente lo que el ego quiere. No puedes combatir a la mente. No puedes suprimir el ego. Luchar, resistir, controlar, son acciones imposibles. Lo que se necesita en realidad es una actitud negativa o, si se quiere femenina, lo que quiere decir rendirse, permitir que las cosas sean como son.

Hay que saber que la intrusión de la mente es un proceso natural  que tiene que ocurrir. Ese conocimiento, en sí mismo, nos devuelve al estado contemplativo.

 

25 de febrero

La auto-indagación es el camino directo a la realización-personal o iluminación. El único modo de hacer que la mente cese su actividad externa es volverla hacia dentro. Mediante una investigación regular y constante de la naturaleza de la mente, la mente misma se transforma en Aquello a lo que le debe su propia existencia.

Cuando a ambos planos de la mente, el intuitivo y el racional, se les permite una operatividad completa, quedan superpuestos el uno al otro, lo que da como resultado una fijación de la mente o estado no-mental. Este es el estado más alerta en que se puede encontrar la mente debido a la total libertad con la que puede funcionar, una combinación natural y bella de disciplina y espontaneidad.

 

26 de febrero

Comprender la Naturaleza no es un ejercicio espiritual sino una experiencia directa en silencio mental. El silencio mental no quiere decir mantener la mente callada o vacía. La contemplación muda puede coincidir con el pensamiento cuando ese pensamiento es contemplado sin juzgarlo y por lo tanto sin implicarse con él.

Cuando se contemplan las cosas intuitivamente los pensamientos se ausentan. Cuando percibes directamente no piensas. Cuando crees comprender no comprendes. No piensas que estás vivo, sabes que estás vivo.

 

27 de febrero

Lo que comienza debe acabar. Lo que aparece debe desaparecer. La duración de la aparición es una cuestión relativa, pero el principio inviolable es que todo lo que está sujeto al tiempo y a la persistencia debe finalizar y por lo tanto no es Real.

Una mente silente puede experimentar lo que es normal. Cuando se desvanecen los pensamientos el individuo deja de ser una entidad separada y se funde en la Consciencia silenciosa, que es su esencia intrínseca.

 

28 de febrero

Las palabras deben ser usadas como trampolines: suavemente y con agilidad, porque si pisas en ellas con demasiada fuerza corres el peligro de caer en el lodazal intelectual de la lógica y la razón.

Para tratar de obtener la vida la vida debe ser destruida: el que busca la verdadera VIDA debe, él mismo, morir.

 

29 de febrero

El estado ABSOLUTO no puede ser descrito porque ES, en sí mismo, la fuente de todo pensamiento. La sombra no puede conocer el cuerpo que la proyecta. La mente solo puede apuntar hacia ESO, y la ironía del caso es que cualquier dirección en la que se apunte está necesariamente lejos de ESO.

Sin consciencia un cuerpo no es más que una carcasa, y la mente-intelecto, que es el contenido de la consciencia, debe tener la ponderación necesaria para advertir sus propias y estrictas limitaciones. Hay que tratar a la mente como a un sirviente, no como a un señor.

 

1 de marzo

La responsabilidad y la culpa son conceptos imaginarios basados en la idea errónea de que un ser dotado de la capacidad de sentir tiene una existencia independiente, autónoma, y la capacidad de elegir sus actos. Pero el error básico estriba, precisamente, en creer que los seres individuales pueden actuar independientemente. Aunque parece que los seres dotados de la capacidad de sentir actúan y reaccionan, en realidad todo lo que sucede solo sucede en la Consciencia.

Si se percibe la manifestación total con toda la mente y no con la mente-dividida de un individuo, quiere decir que no se está lejos del Gran Despertar. Y entonces cualquier cosa que se haga carece de importancia.

 

2 de marzo

El bien y el mal, al igual que todos los opuestos complementarios, son solo conceptos arbitrarios relativos a los intereses creados personales. Lo que es “el bien” para unos puede muy bien ser “el mal” para otros.

Si no hay pensamiento no hay un “yo”, y si no hay un “yo” no hay ni pensamiento ni deseo ni miedo. El propósito, la intención de la indagación de la propia personalidad consiste en centrar la atención de un modo intenso e incesante en el “Yo”, de manera que ese impostor, ese falso “yo” y todas sus identificaciones, queden expuestas y se evidencie que no existen.

 

3 de marzo

No puedes dejar de preocuparte de un modo deliberado. Si intentas dejar de preocuparte te encuentras aún más involucrado. ¿Cuál es la respuesta entonces? Es sencillo: Cuando crezca la preocupación déjala crecer. Si te limitas a contemplarla no serás arrastrado a una implicación más profunda.

El ser humano que busca seguridad en un mundo que cambia constantemente está destinado a la frustración.

 

4 de marzo

No puede existir ninguna voluntad. Dios no puede permitir que dos mil millones de seres tengan voluntad y aún así gobiernen este universo con semejante falta de precisión.

Lo importante en cuanto a las percepciones sensoriales, por muy rápidas que puedan ser, es que tienen una duración, y por lo tanto, el hecho ineludible es que nuestro presente es ya el pasado en el momento en que lo experimentamos, lo que quiere decir que ni siquiera podemos conocer el presente como tal.

 

5 de marzo

El tiempo, el miedo a lo desconocido, y el pensamiento, que  proyecta lo que quiere para mañana, están incluidos en un mismo lote que conduce a la discrepancia a la separación y al sufrimiento.

La mente que se ha despojado del “yo” y sus deseos es libre para moverse en un espacio ilimitado con el pulso silencioso del universo.

 

6 de marzo

Los pensamientos que solamente son contemplados quedan aislados, por la sencilla razón de que no hay comparaciones, no hay juicios, no se toman decisiones.

La Consciencia ha producido esta obra. La Consciencia ha escrito el guión. La Consciencia interpreta todos los papeles. Y además la Consciencia está presenciando la representación. Es un show de un solo artista.

 

7 de marzo

Haces estas preguntas: “¿A quién le sucede esto? ¿Quién está implicado? ¿Quién quiere saber?”. El propósito de la indagación de la personalidad es impedir que la mente continúe con su preguntas, detenerla, lo cual es precisamente lo que entendemos por “contemplación”.

A nivel intelectual las preguntas son inagotables, no hay límite. Lo que hay que hacer, sin embargo, es prestar atención al que pregunta. Es todo lo que hay que hacer, y  por otro lado, en realidad no se puede hacer nada más. Si eres capaz de esto, de no permitir nunca que tu yo escape de tu atención, al final descubrirás que el buscador no es otro que la Consciencia buscando su propia fuente, y que el propio buscador es al mismo tiempo el que busca y lo buscado, y ESE ERES TÚ.

 

8 de marzo

Esto que vemos como el Universo no tiene ningún propósito. Todo es un lila*, una representación a la que nos unimos y a la que en parte contribuimos, para pasar el rato.

N.T.- *LILA.- Es un término que viene del sánscrito y que literalmente significa "juego", pero en los textos religiosos se refiere "al juego divino", la vida como un juego espontáneo jugado por fuerzas que están más allá de nuestro entendimiento. Está basado en la convicción del hinduismo de que Dios creó el universo como un acto juguetón, alegre y creativo. Lila explica el universo como un teatro de marionetas cósmico.

Pensar es un hábito adquirido y pernicioso. No forma parte de la verdadera naturaleza del hombre. Todo lo que procede de tal hábito es pura tontería dedicada a fortalecer el falso sentimiento de ego.

 

9 de marzo

¿Qué es lo que queremos proteger? Aquello sin lo cual ninguna otra cosa tiene importancia ni valor: la presencia animada de la Consciencia, sin la que no podemos conocer ni disfrutar nada. Y la mejor manera de proteger algo es no separarse nunca de ello. Este es el propósito de la práctica espiritual: ser continuamente uno con la Consciencia en todo momento.

No puede haber una persona autorrealizada, porque cuándo sucede la autorrealización la diferencia entre el individuo y los demás desaparece, y junto con ella desaparecen también la sensación de autoría personal y la identidad de la pseudo-personalidad individual.

 

10 de marzo

Si se ha de evitar el dolor y superar el miedo habría que impedir a la mente la creación de imágenes.

Es un error básico muy común entre los buscadores espirituales aceptar que el universo es una ilusión, sin incluirse aquél que lo acepta así, como parte de esa ilusión. Cuándo este error se aprecie en su justa medida la búsqueda habrá terminado.

 

11 de marzo

Encontrarás la paz, o mejor dicho, la paz se encontrará a sí misma, cuando tengas la percepción de que lo que estás buscando no puede ser encontrado.

No hace falta decir que la contemplación solo dura mientras dura el espectáculo, y el espectáculo solo puede durar mientras haya consciencia. De modo que ¿quién es el que ha de comprender todo esto? ¡La Consciencia, por supuesto, es la que se comprende a sí misma! No existe nada excepto la Consciencia.

 

12 de marzo

Lo que tengo que decir es increíblemente sencillo a condición de que el oyente esté totalmente ausente.

Las personas piensan que deben cambiar de alguna manera para dejar de ser seres humanos imperfectos y convertirse en seres humanos perfectos, llamados sabios. El absurdo consiste en que los que lo piensan son, ellos mismos, una ficción.

 

13 de marzo

Mientras un individuo quiera experimentar el mundo como algo separado de sí mismo, será como un espectáculo sin espectador. Mientras quiera ser indiferente con el mundo, será un espectador sin espectáculo. Solo cuando se acepte la vida de un modo total, venga lo que venga, sabiendo que no es más que un sueño pero actuando intuitivamente como si fuese real, se experimentará la vida de una manera completa, como un espectador natural del espectáculo natural.

No se gana nada diciendo que la Realidad o la Verdad no pueden ser definidas de ninguna manera, y de hecho no hay ninguna necesidad de expresar lo que ya se sabe; definiéndola solo se consigue que la Verdad deje de ser cierta.

 

 

14 de marzo

Lo único que se puede hacer con respecto a la búsqueda espiritual es tener bien presentes los hechos esenciales, a saber:

A.- El ser humano no tiene una existencia independiente de la manifestación total.

B.- Como individuo no tiene elección ni puede tomar ninguna iniciativa con respecto a la situación en la que se halla.

C.- Por lo tanto, cualquier intento o práctica más allá de tener estas ideas bien presentes es básicamente un ejercicio inútil.

La verdad es que no eres ni lo que parece que eres ni lo que crees que eres. Esas son solo imágenes mentales. En tanto que tú mismo, no eres absolutamente nada, y esa nada que eres es la Consciencia, cuyo cuerpo objetivo es el universo completo.

 

15 de marzo

Para evitar extraviarse en la desconcertante representación de maya, es preciso recordar la unidad esencial entre lo Absoluto y lo relativo, entre lo Inmanifiesto y lo manifiesto.

La comprensión de la Verdad no es una cuestión de tiempo. Incluso es anterior al concepto de tiempo. Cuando sucede, lo hace súbitamente, casi como un impacto de percepción eterna. Entraña un repentino cese del proceso de duración temporal, una fracción de segundo en la que el propio tiempo queda suspendido y tiene lugar la integración con lo que es anterior a la relatividad, la comprensión directa del Absoluto.

 

16 de marzo

Las indicaciones del guru hacia la Verdad son como las indicaciones hacia un destino que proporciona alguien que ya ha recorrido un camino y sabe hacia donde conduce. Desde este punto de vista el guru no solo es importante sino también necesario. Pero es un craso error pensar que el guru llevará al discípulo hasta el destino. Ni puede hacerlo ni lo hará.

Lo que le importa a un verdadero guru no es cambiar el mundo o el comportamiento del discípulo, si no solo hacerle conocer la auténtica fuente de la manifestación.

 

17 de marzo

La verdad última es aquella comprensión primordial en la que no hay un “comprendedor” que comprenda la verdad última.

La polaridad natural de los opuestos interdependientes es lo que dota de armonía a la manifestación universal. Los intentos del hombre para sustituir esta polaridad por la autodeterminación egóica son los que acarrean la falta de armonía, el conflicto, y la autodestrucción.

 

18 de marzo

Es importante reflexionar sobre lo que se oye, e infinitamente más importante aún reflexionar sobre quién lo oye.

Para que pueda EXISTIR algo antes tiene que estar  presente la Consciencia. Cualquier pregunta de un buscador de la Verdad debe, por tanto, estar relacionada a esta consciencia, a ésta sensación de presencia consciente que, como tal, no tiene referencias personales con ningún individuo.

 

19 de marzo

Hay un aspecto sutil aunque extremadamente importante del desarrollo espiritual que a menudo se pierde de vista, y es que en todos los casos ese desarrollo se produce de un modo espontáneo y natural, aunque dependiente de la estructura y la naturaleza de cada psique, y que cualquier intento deliberado por parte de la pseudo-entidad solamente crea riesgos y obstáculos. Si uno tiene esto bien presente, elude automáticamente el mayor peligro espiritual, que es la rebelión del ego. ¿Qué es entonces lo que tiene que hacer el individuo? Solamente permitir que la verdadera comprensión impregne profundamente su auténtico ser, paciente y pasivamente, hasta que todas las ilusiones y todas las obstrucciones desaparezcan gradualmente por sí solas.

El conocimiento verdadero solo puede llegar cuando hay un vacío total.

 

20 de marzo

La verdadera humildad no es lo opuesto al orgullo, sino la auténtica negación de una entidad separada, que podría ser orgullosa o humilde.

Las enseñanzas de los Maestros iluminados tratan de describir lo indescriptible, intentan expresar lo inexpresable. El problema estriba en que las palabras solamente pueden referirse a la dualidad, mientras que en este caso su sujeto es AQUELLO en lo que no hay ninguna dualidad.

 

21 de marzo

Los Sabios, hombres con visión, nunca han pedido a nadie que crea ciegamente en algo. La convicción no es nada más que un concepto. Lo que los Sabios siempre han hecho ha sido sencillamente señalar hacia la Verdad, de la que luego el discípulo ha de ser consciente por sí mismo.

El hombre vive con el temor constante de perder en cualquier momento la felicidad conseguida. Desea una felicidad constante e inmutable, sin darse cuenta de que el cambio continuo es la esencia de la existencia fenoménica, ni de que en tanto piense y actúe como una entidad independiente, estará incesantemente sometido al roce del tiempo.

 

22 de marzo

La verdadera causa de la infelicidad y de los conflictos humanos es el falso sentimiento de separación entre la ficticia identidad personal del hombre y el resto del mundo. A pesar de todo, y con increíble necedad, el hombre sigue buscando la salvación tratando de liberarse de esta infelicidad imaginaria antes que de la falsa identidad que es su causa.

Nuestra percepción imperfecta del mundo manifiesto en términos de medida, clasificación y diversificación, es el artificio que mantiene nuestra implicación con la ilusión.

 

23 de marzo

Los que creemos que son nuestros actos voluntarios son de hecho actos involuntarios, y nuestro supuesto libre albedrío no es más que un obstáculo temporal e inútil al funcionamiento natural e involuntario del universo. Pero incluso nuestra errónea creencia en el libre albedrío es tan involuntaria como todo lo demás, y solo podrá desaparecer cuando involuntariamente advirtamos que es falsa.

Realizar cualquier esfuerzo para dejar de pensar, como práctica espiritual, es un ejercicio de futilidad, y lo mismo se puede decir para cualquier otro tipo de prácticas. El único esfuerzo efectivo es la percepción instantánea de la Verdad, que de hecho es totalmente natural.

 

24 de marzo

La palabra “entrega” se utiliza donde hay una dualidad entre “yo” y Dios. Cuando tiene lugar esta entrega, desaparece aquella que creemos que es nuestra voluntad y hay una aceptación total de que lo que verdaderamente prevalece es Su Voluntad.

Al intelecto humano le es imposible comprender el funcionamiento del universo.

 

25 de marzo

Por más que pensemos y creamos que estamos viviendo nuestras propias vidas, la realidad es que nuestras vidas están siendo vividas.

Cuando dejas de buscar y permites que la consciencia impersonal tome el control, ella te deja penetrar en el misterio de su propia fuente y te hace darte cuenta de que las cosas no tienen  trascendencia.

 

26 de marzo

Todos los problemas se originan porque pensamos, porque conceptualizamos, lo que significa que creamos símbolos e imágenes incluso de nosotros mismos. Pero ninguna imagen tiene en realidad ninguna entidad real, y si se detiene esta conceptualización al verla como lo que realmente es, seguro que tiene lugar un gran cambio

El sentimiento subjetivo de presencia de un hombre que vive unas cuantas décadas, el de un insecto que vive unos pocos días, o el de una tortuga que puede vivir un par de siglos, no difieren en realidad lo más mínimo.

 

27 de marzo

Uno debe tener fe, además de un agudo intelecto, para poder entender los fundamentos básicos de la verdad. Y esa fe debe ser capaz de aceptar las palabras del guru como si provinieran del mismo Dios. La fe es el primer paso y no se puede hacer ningún progreso hasta que se ha dado el primer paso.

¿Qué es lo que más queremos? ¿No es acaso ese “Yo soy” la presencia consciente que queremos preservar a cualquier precio? Ese YO SOY es Dios.

 

28 de marzo

No existen las personas Auto-realizadas. Una persona no sigue siendo una persona después de la Auto-realización.

A través del conocimiento solo se puede fingir que se conoce la verdad. El verdadero conocimiento es la liberación del conocimiento mismo después de que desaparezca en el vacío de una mente contemplativa.

 

29 de marzo

El sabio es indiferente. No ansía más placer, ni rechaza nada de lo que le pueda llegar a través de la experiencia. No hay voluntad, ni positiva ni negativa, porque no hay una entidad separada que elija, desee, o se esfuerce, para conseguir algo.

El hombre, inconsciente de la unidad indisoluble de todas las cosas, empuja en una dirección y a su vez se ve empujado en la dirección contraria sin poder evitarlo. Se considera superior a su entorno y sin embargo desconoce el origen de sus propios pensamientos. No sabe con certeza si sus acciones son realmente causadas por su propia voluntad o si son predeterminadas. Cree que puede moldear su destino y sin embargo está siempre ansioso por su futuro. No se da cuenta de que su confusión yace en su interior, en la enredada y enrevesada maraña en que consiste su propia conceptualización, y no en las condiciones exteriores.

 

30 de marzo

Cualquier realidad que pueda ser imaginada por una entidad individual se basa en la creencia en una personalidad absoluta en el plano temporal, lo que es, “per sé”, una completa equivocación. El individuo humano sencillamente no puede aceptar el hecho de que su individualidad, y lo que es aún más importante, su volición individual o libre albedrío, no son más que una ilusión.

Hay una única, inmanente, Realidad que es a la vez la fuente, el sustrato, y la verdadera naturaleza de todo lo que se manifiesta como el universo. Esta Realidad indivisible es experimentada directamente por todos los seres que poseen la capacidad de tener percepciones sensoriales como la consciencia subjetiva de uno mismo, la consciencia de existir y de estar presente.

 

31 de marzo

No puedes comprar la verdad. La verdad no se puede ver. Lo que se necesita es otra clase de percepción, una percepción total, desde el interior, desde la Fuente de todas las percepciones.

Nadie nace y nadie muere. Este mundo fenoménico soñado es solo algo que hay que contemplar mientras pasamos por él.

 

1 de abril

Torturado y embrutecido por el fracaso total de su intelecto para entender la realidad esencial, el hombre ha conceptualizado a Dios a su propia imagen,  atribuyéndole los más nobles sentimientos y cualidades, aquellos que él mismo desearía tener pero de los que carece. El intelecto se halla así impotente para alcanzar lo que hay más allá de este Dios, el ámbito trascendente e inmanente de toda manifestación. No hay ninguna senda que conduzca a aquello que es eterno y presente en todo lugar y que es en sí mismo la fuente de todo pensamiento.

Vivir a través del tiempo secuencial, con sus pérdidas y sus sufrimientos, sus remordimientos y arrepentimientos, combinados con las esperanzas y miedos del futuro, constituye una enorme carga de sufrimiento, que aceptamos como el estado “normal”,  solamente debido a que estamos totalmente acostumbrados a nuestra falsa identidad como entidades individuales separadas. La auténtica liberación estriba en deshacernos de este pesado lastre.

 

2 de abril

Una vez que se percibe totalmente la espontaneidad del proceso de la manifestación y se aprecia la trivialidad de la distinción entre “yo” y el “otro”, no se puede volver a plantear la existencia de un individuo separado que pueda “nacer” o “morir”.

Nuestro mundo fenoménico no es una colección de entidades. Es un proceso total único en el que las cosas, incluyendo los seres humanos, no son objetos sino sucesos.

 

3 de abril

La verdad final es simple: Todas las cosas existen en la Consciencia, todas las cosas fluyen desde la Consciencia, todas las cosas SON la Consciencia, porque lo único que existe es la Consciencia.

Cuando los sucesos coinciden con lo que consideramos conveniente nos enorgullecemos por nuestros “logros personales”, cuando no coinciden, nos frustramos. Pero hay que darse cuenta de que todo lo que creemos que es el resultado de nuestra voluntad, en realidad solo es lo inevitable.

 

4 de abril

La propia personalidad experimentada en el estado de ausencia de ego es la Realidad suprema.

Mi relativa ausencia es mi absoluta presencia. El momento de la muerte será el momento de mayor éxtasis, la última percepción sensorial del aparato psicosomático.

 

5 de abril

Instálate en tu estado original de totalidad, el estado que tenías antes de nacer, cuando no había el conocimiento “yo soy” y por lo tanto tampoco había deseos o necesidades de ningún tipo. Tan pronto como te instales en la pura Consciencia desaparecerá todo el sufrimiento.

El intelecto es absolutamente necesario para comprender los principios básicos, pero hay un límite preciso que no es capaz de traspasar. Debido a esto, la intuición solamente toma el control cuando el intelecto abandona todos sus esfuerzos y acepta la rendición total. El Despertar solo puede ocurrir de un modo espontáneo, por sí mismo.

 

6 de abril

¿Tenías alguna necesidad de conocimiento hace cien años? Aquello que no conoces y no puedes conocer es tu estado verdadero.

Toda nuestra vida no parece ser más que un vano intento para controlar nuestras respuestas y reacciones naturales a los sucesos  y para tratar de cambiarlos a fin de adecuarlos a lo que creemos que son nuestras necesidades prioritarias. Sin embargo, el propio controlador es solo un concepto creado por el pensamiento, por la memoria, por el pasado.

 

7 de abril

Se ha informado muchas veces sobre las que popularmente se consideran como “experiencias de muerte” y que a menudo se toman, por error, como evidencias de lo que ocurre tras la muerte. En realidad solo son alucinaciones experimentadas por el ego que se originan a partir de la estimulación de diversos centros cerebrales antes, y no después, de completarse el proceso de la muerte. La mayoría de los fenómenos místicos registrados como experiencias de yoga son de ese mismo tipo, movimientos en la consciencia experimentados por el ego. Pero cuando el hombre abandona finalmente su egoísta y miserable individualidad, no experimenta absolutamente nada. Él mismo es la propia Totalidad.

El deseo es la causa de la esclavitud, independientemente de lo que se desee, ya sea algún tipo de beneficio material, ya sea la Realización. El punto de vista del hombre ha sido tan alterado que considera que la satisfacción profunda y sin esfuerzo es una condición anormal que debe ser alcanzada a través del deseo y por medio de algunas prácticas “espirituales” especiales y positivas.

 

8 de abril

En el diálogo verdadero ni la pregunta ni la respuesta tienen ninguna base dialéctica porque le concierne solamente al corazón, y no a la mente.

Desde más allá de los parámetros de todos los opuestos interrelacionados, el guru, de un modo misterioso, utiliza su personalidad de la dualidad para expresar amor sin mantener ninguna relación aparente. Su tarea se desarrolla a un nivel anterior a la concepción de nivel alguno. En otras palabras, es imposible comprender intelectualmente lo que es el guru.

 

9 de abril

Hablar de la diversidad en el mundo manifiesto es como hablar del agua en un espejismo. El tiempo, el espacio, y la propia dualidad son solo nociones o conceptos, meros pensamientos. Todo eso no es más que la Consciencia manifestándose como mente, ya se trate de montañas, océanos, ríos, animales, o seres humanos.

El verdadero guru no oculta ningún aspecto de la Verdad. Él es la verdadera fuente del conocimiento, es, incluso, el conocimiento mismo, y cada uno es libre de tomar tanto como quiera. No existe la cuestión personal de quién da y quién recibe porque nunca ha existido ningún individuo.

 

10 de abril

Hay que entender que en el proceso espontáneo de la manifestación no hay nada que garantice el respeto o la veneración religiosa.

Para los demás la vida de un sabio parece tan carente de propósito como las acciones de un niño. El niño vive en la bendición de la ignorancia, mientras que el sabio autorrealizado vive en la bendición que está más allá tanto de la ignorancia como del conocimiento. De hecho el sabio ya no es ni siquiera un individuo, a pesar de la presencia de un intelecto plenamente desarrollado.

 

11 de abril

En lo que concierne a las relaciones humanas, la fuerza solo puede derrotarse a sí misma, porque cada acción debe producir una reacción, cada desafío una resistencia correspondiente, en una inacabable cadena de relaciones causa-efecto. Toda acción o suceso que tienda a alterar la posición existente produce una resistencia, y sin alteración de la posición existente no hay suceso,  no hay acción.

Lo único que hace el guru es negar al discípulo como entidad, al tiempo que se niega a sí mismo como guru.

 

12 de abril

El quid del dilema del hombre se halla en el concepto del tiempo. Mientras persigue la imaginada felicidad del futuro, el hombre no tiene tiempo para disfrutar del momento presente. Y en realidad no existe tal momento presente, porque en el momento que pensamos en él ya se ha convertido en el pasado. Por lo tanto, lo fundamental no es pensar en el momento presente, sino serlo, y la iluminación no es más que eso.

Para destruir el sentimiento de dualidad se necesitan habitualmente un montón de martillazos. Una vez que se agrieta la dualidad y se entiende la Unicidad esencial en su totalidad, la mente-total se pone en marcha y se produce una gran alegría, porque ningún aspecto de esclavitud sobrevive a esta comprensión, ni siquiera el concepto de libertad o esclavitud.

 

13 de abril

En realidad no vivimos, sino que somos vividos. No existe nada en ningún sitio excepto el “Yo” universal e impersonal, y ningún objeto en ningún lugar tiene vida independiente de él.

Una vez que el cuerpo muere, la consciencia manifiesta se libera y se funde con la Consciencia impersonal, igual que una gota de agua se funde en el océano. No hay entidad individual que sobreviva a la muerte.

 

14 de abril

Es posible que creas que todo este universo es solo un sueño y que todos los seres humanos son solamente caracteres soñados dentro de ese sueño, pero en tanto tú mismo permanezcas fuera de ese sueño y lo contemples como un individuo separado de él, no podrás aproximarte más a la Verdad.

La Verdad consiste en ser conscientes de LO-QUE-ES sin pensar en ello.

 

15 de abril

Todo el cosmos es una unidad implícita expresada en dualidad explícita. Los opuestos interrelacionados originales son la existencia y la no-existencia. La existencia solo puede provenir de la no-existencia del mismo modo que el sonido solo emana del silencio y la luz de la oscuridad. Sin embargo, el vacío imaginario de la no-existencia no es la vacuidad, sino la verdadera plenitud potencial de la que surge todo lo que existe.

Todos los sucesos deben seguir su curso noumenalmente determinado, consecuente o inconsecuente, e independientemente de que el hombre al que conciernan sea un sabio autorrealizado o no lo sea. En todo caso, un individuo ordinario se sentirá frustrado o gratificado, mientras que el sabio permanece siempre totalmente despreocupado.

 

16 de abril

El hombre que abraza el mundo como si fuera real, al igual que el hombre que abraza a una mujer en sus sueños, acaba finalmente despertando para encontrar que allí no hay nada más que él mismo.

En ausencia de intención no puede haber base psicológica para ninguna implicación con la actividad, y los eventos o sus consecuencias. Se da entonces una conformidad total con cualquier cosa que pueda pasar, una aceptación de los sucesos sin ningún sentimiento ni de logro ni de frustración.

 

17 de abril

El comienzo de la transformación interior es un profundo sentimiento de completa insatisfacción con la vida, llamada también indiferencia emocional. Este es el punto de involución de la consciencia personal. Es el punto sin retorno en la búsqueda de la fuente de la vida.

Con la comprensión, o la percepción, de LO-QUE-ES, la existencia del cuerpo físico deja de ser relevante. Desde ese momento, y para el resto de su vida, el mecanismo psicosomático existirá meramente como parte del funcionamiento de la totalidad, sin sustentar ninguna ilusión de voluntad personal.

 

18 de abril

Solo en la ausencia absoluta de toda conceptualización se hallará la perfecta paz de la Presencia Absoluta.

La única meditación verdadera es la constante contemplación impersonal de todo lo que ocurre en la vida de uno mismo como si se tratara de meros movimientos en la Consciencia universal.

 

19 de abril

El guru que te ayuda a evadirte del sufrimiento mediante la prescripción de métodos y procedimientos no es un guru iluminado. Un verdadero sabio te exige enfrentarte a tu pena tan completa e íntimamente, que ésta desaparece en la comprensión de sí misma.

El modo habitual de ver las cosas es totalmente inadecuado. Para comprender la Realidad es necesario un modo de percibir muy especial, una percepción intuitiva en la que se ve que no hay nada que ver y nadie para verlo.

 

20 de abril

No trates de hacer nada fuera de lo común. No trates de enmendar tu modo de vida. No trates de alterar tus costumbres. No añadas ni sustraigas nada deliberadamente. Sencillamente sigue como hasta ahora. ¿Qué puede ser más sencillo que esto?

En lugar de implicarse en un proceso mental es más sencillo, y mucho más efectivo, mantenerse en una postura de alegre aceptación. Llega un pensamiento, se contempla, y queda aislado. La contemplación no necesita ningún proceso mental.

 

21 de abril

No eres un ser individual y mucho menos un autor individual. ¡Ni siquiera eres una entidad individual! No eres nada más que una pauta de energía vibrante. Comprender esto realmente, con una convicción plena, te será de gran ayuda.

La gracia del asunto estriba en que es el ego, el “yo”, el que desea la iluminación, y la iluminación no puede llegar hasta que el “yo” desaparece.

 

22 de abril

Dale una pequeña oportunidad a Su voluntad y a ver que pasa. Creo que te sorprenderás.

El contenido de la Verdad es insustancial, y sin embargo tan rico y pleno que ningún otro tiene valor si lo comparamos con él.

 

23 de abril

Un espejo solamente puede reflejar las cosas en virtud del hecho de que no contiene ni retiene nada en sí mismo. Por lo tanto tampoco la Consciencia podrá nunca ser algo objetivo, porque es el espejo en el que se proyecta toda la fenomenalidad objetiva y sin la cual nada existe.

No se puede “conseguir” la transformación, solo puede suceder. Por lo tanto, practicar la meditación es una inútil servidumbre. La Transformación presupone la ausencia total de un autor practicando algo.

 

24 de abril

El discípulo se acerca al guru en busca de la iluminación como si la iluminación fuese algo que él pudiera disfrutar como individuo, mientras que el guru iluminado sabe que la relación entre ellos es un proceso evolutivo totalmente impersonal en el que no participa ningún individuo en absoluto.

Considerar que las acciones volitivas son la causa de los sucesos es lo mismo que pensar que el canto del gallo provoca la salida del sol.

 

25 de abril

Todos nuestros esfuerzos son como los revoloteos frustrados de un pájaro enjaulado. No sirven para nada.

El universo no es la Consciencia universal, pero la Consciencia ES el universo, al igual que una pulsera puede ser de oro, pero el oro no es la pulsera.

 

26 de abril

Los eventos que suceden a través de cualquier mecanismo cuerpo-mente están siempre fuera del control de esa entidad.

Aquél que cree que tiene libertad de elección y de acción continúa sintiéndose triste.

 

27 de abril

El sabio no concilia la disciplina con la comprensión ni combina el orden con la espontaneidad, sencillamente suceden. Y ahí reside la magia de ello.

Cuando la adaptación necesaria para vivir la vida con los demás y el deseo de vivir la propia vida individual se ven como opuestos y conflictivos, llega la tristeza. Pero cuando se comprende que ambos trabajan juntos de un modo espontáneo, automáticamente se  produce una conciliación natural entre ellos.

 

28 de abril

El placer es más intenso para el Sabio porque no le preocupa cuando lo volverá a disfrutar. Si se presenta otra vez bien, sino también, no le preocupa en absoluto.

Cuando hay contemplación pero no contemplador, la mente-dividida se transforma en la mente-completa en la cual desaparece el ego, junto con la aflicción que provoca la volición. En ausencia del ego la mente se disuelve y lo que queda es nuestra verdadera naturaleza en todo su esplendor.

 

29 de abril

Considerar que el mundo no tiene propósito ni significado es simplemente pensar que el mundo no está centrado en la humanidad. Los individuos, privados de sus ideales y sus motivaciones, se atemorizan ante la idea de no ser nada en el vacío de un mundo sin propósito. Pero en realidad la idea que el hombre tiene del “propósito”, tomado como la base de la vida y de la naturaleza, es solamente uno de sus propios conceptos condicionados.

Nuestro estado original y eterno no puede ser descrito, como no se puede describir el estado de sueño profundo. Lo que se infiere de su explicación es la sensación de paz y satisfacción, pero el estado propiamente dicho no puede definirse. Las palabras solo pueden indicarlo, señalarlo, pero nada más.

 

30 de abril

Las religiones que originalmente se basaban en la Verdad directa o absoluta, con el transcurso del tiempo la degeneraron  transformándola en conceptos. Y sobre estos conceptos se ha ido erigiendo gradualmente una estructura enorme y amorfa lo suficientemente encantadora como para atraer y engañar a millones de personas.

El signo más claro de progreso espiritual es la falta total de preocupación por el progreso. Esto suele ir unido a una ausencia total de ansiedad acerca de temas como la liberación, y una especie de falta de consistencia del propio ser, una especie de lasitud y de rendición involuntaria a cualquier cosa que pueda pasar.

 

1 de mayo

Nada es único, nada es constante, nada. Todo cambia constantemente. El cambio y la polaridad de los opuestos interconectados constituyen el verdadero núcleo de la existencia fenoménica.

No es posible alcanzar esa transformación total del punto de vista, llamada iluminación, mediante técnicas o métodos, por la sencilla razón de que todo esfuerzo debe emanar necesariamente del ilusorio ego, esa mente llena de pensamientos que provoca la situación de tristeza de la que todo individuo trata de escapar.

 

2 de mayo

En las mecánicas del intelecto la conceptualización es un proceso donde solo una parte de la operación mental se ve favorecida, y no solo a base de ignorar la otra parte, sino rechazándola de pleno. Hemos llegado así a estar tan condicionados  para aceptar lo que dicta el intelecto racional y desestimar la libre intuición, que nos sentimos esclavizados por la naturaleza, y sin embargo no es la naturaleza la que nos esclaviza, sino nuestra dependencia de nuestra particular interpretación de ella. Olvidamos que la naturaleza no es ajena a nosotros, somos naturaleza. Está claro que es esta separación del resto de la naturaleza, que nosotros mismos creamos, la que provoca todos nuestros conflictos, internos y externos, y nuestra insensata destrucción de la propia naturaleza.

En realidad el miedo a la muerte es producto del deseo de perpetuar la propia identidad. Pero ¿no estábamos muertos antes de nacer? Aquellos que conocen la Realidad conocen también la falsedad de la vida y la muerte.

 

3 de mayo

El modo normal de pensar y de hablar no es el resultado de un hábito inconsciente sino el de una definida parcialidad por el pensamiento convergente. El pensamiento convergente ofrece una aparente sensación de seguridad y de propósito, en contraposición a la indeseable inconsistencia y la inquietante falta de propósito de la mente divergente. El pensamiento divergente desafía la lógica y la razón estableciendo conexiones inconsistentes y anómalas analogías entre coles y reyes. Pero el resultado de esta parcialidad amputada es nuestro mundo dual, que está en constante contradicción consigo mismo y que nos impide ver la Realidad.

La condición humana, hablando en términos del bien y del mal, o lo que es lo mismo de placer y dolor, es como la de las pulgas en una plancha caliente, la que salta debe caer, y la que cae debe saltar.

 

4 de mayo

En principio parece inaceptable que los esfuerzos para comprender y aceptar la Verdad no puedan tener éxito sin la ayuda y la gracia de alguien más, a saber el guru. Pero esto sucede porque el buscador se ve a sí mismo como un individuo separado y autónomo y al guru como otro individuo con una existencia similarmente separada. Sin embargo, mientras prevalezca esta actitud, cualquier cosa que uno haga para conseguir la liberación no solo será totalmente inútil sino que intensificará la esclavitud. ¿Por qué? Porque lo que uno piensa que uno es, como entidad independiente, es solamente una sombra pasajera en la imaginación. En tanto exista un “yo” pensando y reaccionando como una entidad, el buscador continuará moviéndose en círculos, como un perro que se busca la cola, y permanecerá inaccesible a la ayuda o la gracia del guru.

No es que la autorrealización sea sencilla, es que es la sencillez misma.

 

5 de mayo

La indiferencia emocional que está en la raíz de la búsqueda espiritual auténtica no consiste en el hartazgo de los sentidos a causa de un exceso de sensaciones placenteras, ni en la supresión de las sensaciones por medio de forzadas disciplinas. Ambas conducen solo a la confusión y a la frustración. Solamente después de tener la suficiente experiencia sensorial puede aparecer una sensación de indiferencia a través de la comprensión de que la vida y las vivencias deben tener un significado más profundo que los meros placeres o las sendas de experimentación sensorial. Entonces comienza la auténtica búsqueda.

El pasado es memoria muerta, y el futuro no existe. El momento presente no está entre el futuro y el pasado, sino que es la dimensión constante externa al tiempo.

 

6 de mayo

Uno solo puede reírse e incluso ser aparentemente irreverente cuando contempla la fantástica superestructura de superstición y misterio que se ha construido sobre y alrededor de la simplicidad básica que es la Verdad.

El que todo éste espectáculo fenoménico del universo carezca de significado pone de relieve la obvia inutilidad de buscar un objetivo en la vida. En el mismo momento que se concibe una meta se destruye la espontaneidad, y el ego, consciente de sí mismo, toma el mando en una destructiva competencia contra todo lo que va llegando, perdiéndose de este modo todo lo que vale la pena en la vida. ¡Es, por supuesto, “la vida con objetivos” la que yerra por completo el objetivo de la vida! La mirada verdaderamente carente de intención no se pierde nada y disfruta de todo sin ninguna inhibición.

 

7 de mayo

Es el propio hombre el que ha creado el tremendo problema al que hoy se enfrenta. Durante cientos de años el hombre ha estado tratando de “mejorar” el mundo, y si hay caos, tal y como él lo ve, solo él mismo es responsable de ello. Es increíblemente presuntuoso por parte del individuo humano con su débil cerebro,  que además le ha sido donado por cortesía de la naturaleza, el haberse arrogado la propiedad sobre todo el orden natural. De hecho nos hemos separado tanto del universo y su increíblemente complejo sistema de relaciones, que cuanto más tratamos de controlar el mundo, más deprisa se aleja de nosotros. Solamente cuando el individuo puede ver el mundo como algo inseparable de sí mismo, es capaz de ver todas las cosas en su justa perspectiva. Donde quiera que no se comprenda la unidad del universo la tecnología se vuelve destructiva. Y lo que es aún más significativo,  esta interpretación tan errónea del universo por parte del hombre es también un aspecto necesario de LO-QUE-ES en el inevitable funcionamiento de la Totalidad.

Lo importante de la verdadera filosofía es que funciona, pero su fuerza no radica en las palabras sino en su práctica activa.

 

8 de mayo

El ego teme naturalmente la inevitable muerte porque significa su propia destrucción. Sin embargo, en su interior más profundo, el hombre siempre sabe con una convicción intuitiva que en realidad es inmortal, y es por esta razón por la que siempre está buscando, consciente o inconscientemente, su verdadera naturaleza.

A un determinado nivel de aumento las distintas células de un organismo parecen estar empeñadas en una fiera y despiadada  batalla por la supervivencia individual. Pero si se observa el organismo como un todo, a un nivel de ampliación más alto, se ve claramente que lo que parece un conflicto en el nivel menor es realmente armonía en el nivel superior. Y así sucede con el flujo incesante de la energía que circula a través de infinidad de pautas diferentes expresando el ritmo y la unidad de la Vida a través de las miríadas de formas cambiantes en el universo manifiesto y por el que el ilusorio ego individual ha asumido, errónea e innecesariamente, la carga de la preocupación.

 

9 de mayo

Para que pueda suceder un evento es necesario un objeto. Por ejemplo si está a punto de tener lugar una iluminación en ese punto preciso de la evolución se crea un organismo cuerpo-mente que está preparado para recibir esa iluminación, y se le dan las características físicas, mentales, y temperamentales, que hacen que ese organismo cuerpo-mente sea capaz de recibir la iluminación.

Si la mente observa su propio funcionamiento siempre se producirán juicios y comparaciones: “Esto es bueno, esto es malo, esto es lo que sea…”. Eso no es “contemplar”.

 

10 de mayo

La vida puede ser real y verdaderamente fácil si no luchamos contra ella.

Nuestra atención inmediata natural, o consciencia, no tiene límites, no percibe detalles separados de la manifestación a no ser que, y hasta que, el pensamiento se entrometa y dirija la concentración específicamente hacia alguna cosa en particular. Y esto es lo que produce la separación, junto con toda los demás pensamientos y reacciones que conducen a toda clase de conflictos y a la infelicidad, que interpretamos entonces como esclavitud. Pero el hecho de advertir que los límites son producto del pensamiento es al mismo tiempo el hecho de advertir que la separación producida por esos límites y los conflictos que ello acarrea son solamente una ilusión.

 

11 de mayo

La Naturaleza no conoce ni le importa el mundo de opuestos creados por el hombre. La Naturaleza está completamente satisfecha  y feliz de producir un mundo de infinita, desbordante, variedad, que no sabe nada de feo o bonito, ético o amoral. La Naturaleza jamás se disculpa por nada, y no ve ni reconoce ninguno de los errores que comete el hombre en su oposición a ella.

El hombre se ha vuelto adicto a la droga llamada “intelecto” y bajo su influencia analiza todas las cosas de un modo compulsivo reflexionando, especulando, y haciendo complicadas las cosas más sencillas. Esta adicción solo se puede abandonar mediante la rendición incondicional al proceso de receptividad pura.

 

12 de mayo

Lo que impide la compenetración entre el individuo y el mundo exterior es el miedo y solo el miedo, el horror a ser engullido y aniquilado por el espectro siempre presente de la muerte. Pero si se considera el panorama completo de la manifestación, incluyendo al que lo está experimentando, solamente como una imagen de la Realidad subjetiva reflejada en la consciencia ¿dónde está la muerte o dónde hay alguien que pueda temerla?

Buscar la fuente del “yo” no significa cambiar unas creencias por otras, sino deshacerse de todos los pensamientos fijando la atención en ese otro YO que es la presencia constante tras la mente.

 

13 de mayo

Si algún individuo se considera iluminado es que no lo está. La condición previa para la iluminación es que la personalidad individual identificada haya sido aniquilada. Ninguna personalidad individual, ningún fenómeno individual, ha sido nunca iluminado. La persona desaparece, junto con todos los demás fenómenos, cuando despierta del sueño de la existencia.

En realidad nuestras vidas son vividas en nuestro lugar y no por nosotros como solemos pensar. Si lo analizamos detenidamente, toda nuestra experiencia demuestra que la voluntad no es en realidad un factor significativo en nuestras vidas. Solamente una mínima fracción del total de nuestro tiempo de funcionamiento físico y mental parece estar conforme a nuestra voluntad. ¿Hiciste uso de la voluntad cuando fuiste concebido? ¿Y cuándo el material concebido crecía en el seno de tu madre? ¿Cuánto tiempo puedes vivir sin sueño, o sin agua ni comida? ¿Cuánto durarías sin los movimientos excretores de tu organismo? ¿Cómo respiras o digieres la comida? ¿Tienes la absoluta certeza de que te mantendrás vivo siquiera los próximos cinco minutos por la fuerza de tu propia voluntad?

 

14 de mayo

Para poder comprender a ésta extraña, desconocida, y completamente inevitable cosa llamada muerte, debemos primero comprender la vida. Lo que tenemos que descubrir es lo que somos ahora.

No eres la mente. Es axiomático que el que percibe no puede ser lo percibido. Puedes percibir tu cuerpo, por lo tanto no eres tu cuerpo. Puedes percibir tus pensamientos, por lo tanto no eres tu mente. Lo que ERES es aquello que no puede ser percibido ni imaginado.

 

15 de mayo

El sentimiento de AMOR, que es la esencia de la Consciencia, se transforma en amor por los objetos materiales cuando la Consciencia se identifica con las cosas que manifiesta. Este apego hacia las cosas del mundo solo desaparece cuando se da una comprensión clara de nuestra Verdadera Naturaleza.

El hombre identificado participa en las cosas y sufre. El hombre no-identificado sencillamente contempla el espectáculo. El hombre identificado intenta comprender la verdad, mientras que el hombre no-identificado la experimenta.

 

16 de mayo

La verdadera plegaria no es petición sino comunión. La oración es comunión en el mismo sentido que en la meditación auténtica no hay ni meditador ni nada sobre lo que se medita.

Morir ahora, en cada momento y en cada experiencia, es la muerte que es LA ETERNIDAD MISMA.

 

17 de mayo

No existe ninguna necesidad de evitar los pensamientos falsos y buscar los verdaderos, porque todo pensamiento es espontáneo, involuntario, y carente de trascendencia. No debe ser ni aceptado ni rechazado, sino simplemente ignorado hasta que desaparezca tan espontáneamente como apareció.

Para el sabio no existe ninguna ilusión del universo manifiesto, y no existe, por lo tanto, el tema de la dualidad llamada relación como macho/hembra, bueno/malo, o similares. Se mueve a lo largo de la vida como si fuese real, pero nunca se involucra porque su mente es siempre completa.

 

18 de mayo

Siendo, de un modo constante y sin esfuerzo, consciente de la vida sin pensar en ella, la consciencia en seguida aprende a funcionar incluso cuando hay pensamientos flotando a través de la mente, del mismo modo que las nubes que flotan a través del cielo no producen cambios en el espacio.

Ninguna acción o proceso, cuya base es la duración, podría provocar una suspensión en su propio funcionamiento temporal. El Despertar es una pausa instantánea en la sucesión de la duración que solo puede producirse a través de una percepción intuitiva de la eternidad inmediata.

 

19 de mayo

Experimentada en el estado de ausencia del ego, la Personalidad  es la Realidad suprema. Pero la auto-indagación no es un proceso intelectual, y nada de lo que se piense sobre la auto-indagación es en sí misma auto-indagación.

Para la mente liberada, la muerte se considera como el potencial desconocido del que han surgido el nacimiento y la propia vida. El suceso de la muerte se considera como cualquier otro momento de la vida, completo y desconocido hasta que llega.

 

20 de mayo

Lo que cualquier persona normal busca en la vida es esencialmente una cosa: la felicidad. El hombre vive la vida dedicado día a día a esta búsqueda albergando la firme convicción de que, de alguna manera, algún día, hallará finalmente la satisfacción a través de las circunstancias y las cosas de este mundo. Sin embargo llega un momento en el que se encuentra completamente agotado, física y mentalmente, de esta búsqueda constante, porque comprende que no acaba nunca, y que además toda satisfacción lleva en sí misma las raíces del dolor y del sufrimiento. Llegado a este punto su búsqueda no puede hacer otra cosa que volverse hacia dentro, hacia esa felicidad que es independiente de las cosas externas.

Cuando estés muerto, habrás vuelto al estado primordial de reposo  que existía antes de que nacieras, esa quietud anterior a toda experiencia. Es únicamente la falsa sensación de separación del  “yo” limitado, lo que priva de sentido a la vida y da a la muerte un significado ominoso que en realidad no tiene.

 

21 de mayo

Del mismo modo que el sueño que uno tiene mientras duerme solo existe en su mente (al mismo tiempo como causa y como efecto), así el universo solo existe en la mente de la Consciencia infinita.

Mientras tratamos de comprender las mecánicas del proceso aparente de la manifestación debemos tener siempre presente que en realidad no se ha creado nada. Todo lo que se manifiesta es material mental, aquello de lo que están hechos los sueños, y excepto la propia Consciencia, no existe nada, ni la mente, ni los sentidos, ni los objetos.

 

22 de mayo

La cuestión de si es realmente necesario un guru solo adquiere verdadero significado desde el punto de vista de la totalidad impersonal de la manifestación. Desde ese punto de vista ambos, el guru y el discípulo, son igualmente necesarios para que se produzca el fenómeno llamado iluminación.

Tan pronto como se comprende la Verdad, el proceso de auto-destrucción que es la existencia personal se transforma en inmortalidad.

 

23 de mayo

A pesar de cierto grado de comprensión intelectual la mayoría de los buscadores encuentran muy difícil aceptar la extinción total de sus identidades personales. De este modo continúan trabajando duro en sus prácticas disciplinarias esperando alcanzar la liberación personal, lo que constituye una contradicción en los términos porque la liberación presupone la ausencia absoluta de la entidad individual.

Toda experiencia sensorial y conceptual es una ilusión. Lo que ves, lo que oyes, lo que tocas, hueles o gustas, es en realidad lo Inmanifiesto, lo interior de lo exterior que nos rodea por todos lados.

 

24 de mayo

Aquél que se ha enamorado de la canción interior del universo, aquél que se ha  unido a su pulso íntimo, se ha vuelto inmune al zarandeo de las tormentas de las circunstancias.

En la verdadera aceptación de la voluntad de Dios no hay en absoluto un “aceptador”. La comprensión fundamental solo puede ser silencio puro. Por tanto, no existe la cuestión de si hay alguien que comprende o que acepta algo.

 

25 de mayo

Desde el principio nada existe. En realidad nunca hubo un principio, ni hay un final. El universo es un sueño. ¡Y también lo es el que se supone que está entendiendo esto! Creer en uno mismo es de hecho el único obstáculo real a despertar del error.

La Tierra no es más que una fracción infinitesimal de la enorme ilusión del universo, para que decir una persona. Sin embargo, al identificarte a ti mismo con tan minúsculo fenómeno, un organismo cuerpo-mente con sentimiento de autoría personal, has perdido tu identidad con la Totalidad infinita.

 

26 de mayo

Toda la creación manifiesta no es más que una danza cósmica del Bailarín Divino ejecutada en armonía con el tiempo en el escenario del espacio, y no es posible distinguir al bailarín del baile.

Es el deseo de experimentar la vida como una entidad separada lo que convierte al mundo exterior en un amenazador enemigo múltiple.

 

27 de mayo

Tú, como conocedor del cuerpo y de la mente, eres diferente de esas dos cosas. Tú, como EXISTENCIA, eres aquello que siempre es, independientemente del cuerpo y de la mente.

Creemos que somos solo la presencia de lo que parecemos ser, pero lo que parecemos ser es solamente el traje, el personaje interpretado por lo que yace debajo. Somos la presencia de una ausencia que no somos capaces de percibir y de la que nada sabemos. Así que decimos que es un “vacío”, y lo evitamos.

 

28 de mayo

La limitación de las palabras se pone de manifiesto cuando tratan de expresar el Absoluto de su verdadera naturaleza. Siendo meramente la expresión del pensamiento, no pueden ni desvelar la ignorancia, que no existe, ni poner de manifiesto el Absoluto al que deben su existencia. A este efecto las palabras son tan inútiles como una linterna a medio día, que ni puede iluminar la oscuridad que no existe, ni puede tampoco poner de manifiesto la luz del sol.

¿Cómo te ves a ti mismo? Ves tu cuerpo, o mejor dicho una parte de él, y te identificas con él. La apariencia de tu cuerpo en la consciencia es percibida e interpretada exactamente igual por ti que por cualquier otro observador. Tu propia comprensión de ti mismo es tan efímera e ilusoria como la de los demás (aunque quizá un poco más halagadora). Pero cualquier pensamiento sobre ti mismo, sea propio o ajeno, es solamente una imagen mental temporal. La sólida personalidad que crees ser no es más que una vaga sucesión de imágenes almacenadas en la memoria. Como persona eso es todo lo que eres. Pero ¿eres tú ese en realidad?

 

29 de mayo

La única cosa cierta que conoces es YO SOY. Pero no sabes quién es este “Yo”. Lo primero que hay que descubrir, para que haya alguna posibilidad de comprender la Realidad trascendental, es  exactamente qué, o quién, es el que busca la verdad y la felicidad.

Igual que desaparece la diferencia entre el espacio que hay dentro de un jarrón y el espacio exterior a él en el momento que el jarrón se rompe, también desaparece la dualidad cuando se comprende que en realidad no hay ninguna diferencia entre la consciencia individual y la Consciencia Universal.

 

30 de mayo

Uno no experimenta el sufrimiento, uno sufre una experiencia. El que es consciente de su verdadera identidad no sufre ni puede sufrir.

Cada cosa tiene su lugar en el mundo al igual que en nuestra rutina diaria. La devoción y la veneración están bien, por ejemplo, en tanto en cuanto se las tome por lo que son, afectividad, y hasta cierto punto una forma de esclavitud. Pero cuando uno ve algo como lo que ES, ese algo pierde su fuerza y ya no puede esclavizar.

 

31 de mayo

Precisamente por el hecho de que la Verdad es sencillísima, básica, elemental y completamente obvia, es por lo que se la pasa por alto.

Todas las cosas son circunstancias de la mente. Aquel que conoce la mente es el YO incondicional de todas las cosas

 

1 de junio

Todas las causas del descontento y la confusión humanas, el deseo, la codicia, la envidia, la ira, el orgullo, el miedo, no son fenómenos independientes, sino las distintas manifestaciones del ego identificado. Y la gracia del asunto es que el “yo” identificado quiere liberarse de estas cosas para “disfrutar” la iluminación que solo se  puede producir precisamente mediante la aniquilación de ese “yo”.

La única renuncia verdadera es comprender que nuestra verdadera naturaleza no necesita nada.

 

2 de junio

Aunque pueda creer que ya lo ha hecho así, el individuo no puede decidir independientemente, como si fuera su elección, que quiere liberarse. Aquí es donde entra en juego la estructura física y mental de cada aparato psicosomático; lo único que cada uno de ellos puede hacer es desarrollarse precisamente de acuerdo con el modo en que ha sido construido por la naturaleza, ya sea en el aspecto material ya en el espiritual. En todo caso no existe ninguna elección.

Una vez que se ha comprendido que la voluntad no solo es innecesaria, sino también ilusoria, se hace obvio que cualquier esfuerzo para ver algo que ya está ahí de antemano, es inútil. Los esfuerzos para comprender la Verdad son inútiles porque la Verdad es lo único que existe. Todo ES la Verdad. Hay que dejar de lado la inteligencia y la razón y entregarse a la incertidumbre, que es la intuición o la confianza en el principio innato de EXISTIR.

 

3 de junio

En realidad es muy sencillo comprender lo que ve un místico, pero para verlo se necesitan una clase especial de inteligencia y una perspectiva diferente. Y no se trata de agudeza intelectual sino, más bien, de una especie de inteligencia transmutada que ofrece una perspectiva totalmente distinta trasladándose a un punto de observación más allá de sí misma.

El ser egocéntrico ve el mundo exterior con la cara de un enemigo. Pero el perturbador dualismo del que surgen todos los conflictos no está en el mundo exterior, sino en la percepción errónea por parte de la pseudo-entidad, que no consigue ver el mundo como su propio reflejo.

 

4 de junio

La acción espontánea y verdadera ocurre de un modo natural cuando no estás “tú” controlando si la acción se aviene a tu propia idea de que es lo mejor para ti.

Lo acepten o no, los seres humanos no tienen una existencia autónoma o independiente. Y les guste o no les guste, están siendo vividos, de un modo que no pueden evitar, dentro de la vasta totalidad de una creación increíblemente intrincada sobre la que no tienen ningún control.

 

5 de junio

Igual que un incendio forestal (que en sí mismo es una sola llama) asume innumerables formas, la Consciencia informe y no dual asume todas las formas que componen el universo.

El guru es un gran enigma al que no se le pueden aplicar criterios ni inferencias de ninguna naturaleza. Es la expresión objetiva del Absoluto, vive más allá de cualquier sentimiento de dualidad por lo que no se le puede tomar como objeto de culto. No es un objeto sino todos los objetos, incluyendo al que lo venera.

 

6 de junio

El vacío que es la REALIDAD es AQUEL que está desprovisto de cualquier concepto de realidad.

El mismo intento de ver la propia naturaleza es el obstáculo para conseguirlo.

 

7 de junio

Indiferencia emocional significa mucho más que falta de interés. Significa estar asentado en el Ser, en la infinita intemporalidad desde la que tiene lugar la contemplación constante e imparcial de todos los movimientos en la Consciencia. Es una dimensión totalmente distinta de aquella de la dualidad en el tiempo y en el espacio.

Allí donde hay deseo hay sufrimiento. Solo cuando el deseo desaparece por completo puede darse la liberación, y ésta no se puede alcanzar mediante ningún tipo de esfuerzo, ya que el esfuerzo depende a su vez del deseo.

 

8 de junio

Cualquier cosa que pueda percibirse sensorialmente es como el envoltorio de la cosa real, una muestra, una descripción, un anuncio, una máscara, solamente el aspecto exterior, aparentemente real, de lo que hay detrás. La Realidad, por lo tanto, no es la presencia sino la ausencia, no es lo positivo sino lo negativo, no son los fenómenos visibles sino su origen invisible, no es la realidad conocida sino la desconocida potencialidad.

La comunicación verbal gratuita se ha vuelto tan compulsiva y extendida que se da por cierto que es el único modo de entender las cosas. Pero la Comprensión verdadera es de una dimensión completamente distinta.

 

9 de junio

El niño, al no ser consciente de su identidad individual, no tiene un intelecto con el que conceptualizar y por lo tanto vive con una libertad espontánea momento a momento. Lo mismo sucede con el sabio auto-realizado que ha ido más allá de la mente.

Lo único que uno necesita es flotar en la magnífica corriente de la Totalidad, en el éxtasis de la Unidad, con el fluir cósmico de los eventos. ¿Qué otra cosa puede hacer el soñador con su sueño sino observarlo pasivamente, sin juzgarlo?

 

10 de junio

Con la destrucción del cuerpo el ego también se destruye. Ni es ni puede ser de otra manera porque la consciencia que creó al individuo, a través de la identificación con un cuerpo específico, ahora se ha fundido en la Consciencia impersonal universal.

Puesto que a uno nunca le preocupó el fenómeno de su propio nacimiento, ¿por qué habría de preocuparle el de su muerte?, dejando aparte el hecho de que no hay NADIE que pueda preocuparse por nada. En realidad es precisamente esta preocupación la que le esclaviza a uno como entidad individual.

 

11 de junio

La Comprensión lo es todo, y cualquier intento de comprender solo es un obstáculo para la Comprensión. El laberinto desaparece cuando el ego se da cuenta de que está atrapado en su propia trampa. El ego es eliminado al ser expuesto a la luz como la ilusión que es y eso es, precisamente, la Comprensión.

Cuando las semillas del pensamiento y la conceptualización son reducidas a cenizas por el puro Conocimiento, nos liberamos del sueño al que llamamos despertar.

 

12 de junio

Cuando no escuchas el significado superficial de las palabras de la Verdad, sino que escuchas de un modo tal que el oyente que hay en ti desaparece, al igual que el orador que pronuncia las palabras, entonces el verdadero significado de esas palabras puede calar hondo y los malentendidos desaparecerán por sí solos. No hay ninguna otra cosa que debas hacer.

Hasta que no amaine la tormenta del pensamiento conceptual y la mente aprenda a descansar en estado contemplativo, la propia naturaleza seguirá siendo desconocida e inaccesible.

 

13 de junio

La tristeza y el sufrimiento del ser humano individual se deben a su desconocimiento total del hecho básico del universo que es la UNIDAD.

La difícil situación en la que se halla el hombre deriva del hecho de que el pensamiento y sus procesos se han desarrollado hasta el extremo de llegar a excluir la intuición, de tal manera que cada persona, íntimamente, se considera a sí misma como una forma individual excluida incluso del control de la naturaleza.

 

14 de junio

Al mundo exterior no le preocupa lo más mínimo el problema del hombre con el sufrimiento. Todo se desarrolla en el interior del “yo” ficticio de la identidad personal. La comprensión de este hecho es la Comprensión definitiva.

Todo el “funcionamiento” está en todo momento en un equilibrio perfecto. Todo ES PERFECCIÓN en todo momento, ahora y siempre.

 

15 de junio

Cuando desaparece la identificación personal lo que queda es una sensación de presencia sin la persona, lo que se traduce en un sentimiento de que la vida es la libertad total 

La verdadera comprensión no puede venir ni del enganche a los placeres materiales del mundo, ni de ningún tipo de esfuerzo para buscar y comprender el infinito Absoluto. Solo puede provenir del reconocimiento de que el universo es el cuerpo objetivo del SER subjetivo.

 

16 de junio

Es el destino el que determina todo lo que ocurre, incluido el despertar de la indiferencia emocional que conduce a la auto-indagación, al encuentro entre el guru y el discípulo y a la maduración en el discípulo, o no, de las enseñanzas del guru.

La vida debe vivirse como si fuera real, mientras que en el interior profundo uno debe saber que la vida está sencillamente siendo vivida como una actividad fenoménica impersonal de la Consciencia universal.

 

17 de junio

Lo que la gente llama realización o iluminación ya existe, no es algo que se pueda adquirir. Por lo tanto todos y cada uno de los intentos para alcanzarla son solo esfuerzos inútiles.

No hay ninguna diferencia entre la ignorancia y la iluminación  mientras haya una entidad conceptual que pueda experimentarlas.

 

18 de junio

La comprensión de la inseparabilidad intrínseca entre uno mismo y todas las cosas es una liberación. Le saca a uno del confinamiento solitario en la cárcel del “yo” y le introduce en la libertad total de la identidad universal.

Cuando se relajan las facultades de la mente toman el control los fundamentos básicos del Infinito. Cuando la mente se detiene hay Consciencia pura e infinita.

 

19 de junio

A la experimentación directa del Yo se la conoce como Auto-realización. A menudo se malinterpreta como si significara que hay un individuo separado que es el que ha de conocer al Yo. El estado de consciencia-del-Yo no aparece hasta que ha desaparecido por completo la noción de individuo separado y la relación sujeto-objeto se ha convertido en una consciencia subjetiva directa de la Realidad única e indivisible.

Lo que nace debe inevitablemente morir. Por lo tanto el cuerpo objetivo será destruido en su debido momento. Lo que un día fue un ser sensible será destruido para no volver a nacer nunca. Pero la consciencia no es objetiva, no es, en absoluto, una cosa. Por tanto, la consciencia no nace ni muere, y desde luego no puede “renacer”.

 

20 de junio

Cuando la relación divina entre el guru como Consciencia y el discípulo como Consciencia está lo suficientemente madura para  fructificar, ellos se reconocen como dos espejos vacíos enfrentados.

Si abandonas la identificación con el cuerpo, si permaneces silenciosamente absorto en la sensación de Totalidad, en el YO SOY, sin apegos, sabrás todo lo que hay que saber.

 

21 de junio

La materia prima de todos los seres es el mismo noumen. El nombre que se le da al estado noumenal es Iluminación. No hay ningún tipo de práctica intencionada, acción, o esfuerzo, que pueda llevar a un individuo a su iluminación, porque cualquier acto intencionado está basado en la mentira de que existe un individuo separado del noumen.

Aunque se pueda ver, el universo es puramente conceptual y no tiene ninguna substancia real propia. Todos los fenómenos son inexistentes por naturaleza. Aparte de la Absoluta objetividad primaria en la que todo existe, en realidad no existe nada.

 

22 de junio

Dejar de fabricar objetos en la mente es dejar de percibir lo que no somos y percibir lo que SOMOS.

“Yo” es el flujo conceptual del tiempo del pasado al futuro, un flujo que hace imposible que exista el presente relativo, mientras que aquello que YO SOY es el eterno momento presente.

 

23 de junio

En la creencia errónea de que uno es una entidad separada de las demás personas y manifestaciones, no es posible liberarse del sufrimiento.

Al igual que una ola no se funde con el agua, un individuo no se funde con su naturaleza original cuando muere. Para comenzar no eran diferentes entre sí, una ola no es más que la forma cambiante de la propia agua. No se trata de unir cosas separadas sino de abandonar algo superfluo y superficial, la falsa identificación con una entidad separada individual.

 

24 de junio

Sabiendo lo que él no es, el sabio sabe lo que él ES en realidad.

La polaridad, cuya presencia confirma la ciencia moderna en todas las manifestaciones de la vida, incluso en las más mínimas partículas atómicas y subatómicas, es una expresión de una intensidad amorosa que no puede ser descrita con palabras.

 

25 de junio

Silencio no significa no hablar. Silencio es el silencio de la mente. Silencio significa ausencia de preguntas, ausencia de pensamiento, verdadera meditación.

El silencio se da cuando la mente inquisitiva, que no cesa de crear problemas intelectuales, llega gradualmente a la comprensión de que cuantos más problemas crea más velos interpone entre el Yo y la comprensión.

 

26 de junio

No hay un camino bueno o malo. Solo hay el camino al que es encaminado cada organismo individual.

El amor, considerado no como una expresión de separación basada en una emoción, sino como compasión, es aquello que mantiene unido el mundo en la Unidad. En la Unidad no amamos a los otros, SOMOS los otros.

 

27 de junio

Uno no puede sino cargar con lo falso hasta que lo falso cae por sí mismo.

Vivir naturalmente es vivir como un simple observador, sin control y por tanto sin premeditación, deseo, ni volición, desentendido de la representación-soñada de la vida y las vivencias.

 

28 de junio

El guru no se dirige a los individuos. Él es la Consciencia hablando a la Consciencia sobre la Consciencia.

Ninguna verdad sigue siendo verdad una vez expresada. ¡Se convierte en un concepto! ¿No es entonces lógico que te quedes atascado en un lodazal de conceptos e ideas de los que no hallas manera de liberarte?

 

29 de junio

El mínimo esfuerzo por tu parte impide lo que de otro modo pudiera suceder natural y espontáneamente. Ser Consciente no es un acto de volición.

Ve lo falso como falso y lo que queda es lo verdadero. Lo que ahora está ausente aparecerá cuando lo que está presente desaparezca. La negación es la única respuesta para encontrar la verdad fundamental; es tan simple como eso.

 

30 de junio

Ver y sentir la naturaleza desde dentro significa no preguntar que es el mundo. La clasificación es un producto humano que separa al humano de la naturaleza, y la separación es siempre causa de conflicto e infelicidad.

La naturaleza de todos los fenómenos, tras una determinada duración, es el cambio constante y por último su destrucción. La adversidad y la prosperidad, la felicidad y la tristeza, el nacimiento y la muerte, son solo aspectos ineludibles del proceso natural de la causalidad, pero únicamente la preocupación y nada más, es la causa y raíz del sufrimiento en este mundo. El hombre dotado de sabiduría, divorciado de sus sentidos, no desea nada, no se aflige por nada, y no teme nada, y de este modo vive totalmente libre de preocupaciones.

 

1 de julio

Cualquiera que esté viviendo este sueño que es la vida, debe necesariamente continuar en el sueño hasta que, a través de la gracia del guru, sea llevado desde los confines del espacio-tiempo a la percepción instantánea de su verdadera naturaleza. Solo entonces se percibirá que lo que llamamos vida no es nada más que un sueño soñado por AQUELLO que realmente somos y que de hecho nunca hubo nadie que pudiera percibir nada.

Cualquier persona inteligente se convencerá sin tener que reflexionar demasiado de que la seguridad, como tal, es un concepto totalmente ilusorio en un mundo cuya verdadera raison d´etre es el cambio constante.

 

2 de julio

Una vez que tiene una comprensión clara de que el ser humano individual es una parte inseparable de la totalidad de la manifestación fenoménica, y de que no puede salirse de esa totalidad como si fuera una entidad autónoma e independiente, el hombre deja, de un modo natural, de tener intenciones personales. Cuando se convence de que la vida es una especie de sueño en el que no puede tener ningún control efectivo, ni sobre las circunstancias, ni sobre sus acciones dentro de él, todas sus tensiones desaparecen, y un sentimiento de libertad total ocupa su lugar. A partir de ese momento el hombre  acepta, voluntaria y libremente, lo que la vida pone en su camino, como parte de la totalidad del funcionamiento de esta vida-soñada.

La enseñanza del guru apunta hacia la Verdad y lo hace,  necesariamente, desde el ámbito de la conceptualización y el tiempo, pero la comprensión por el discípulo no puede ser nada más que noumenal, y por lo tanto, espontánea, instantánea, y totalmente ajena al tiempo y a la conceptualización.

 

3 de julio

La vida nos plantea problemas porque la combatimos; no aceptamos lo-que-es en el momento presente. Queremos llegar a ser algo distinto de lo que somos. Queremos algo diferente de lo que tenemos ahora.

Desear soltarte y el hecho de soltarte son dos cosas distintas. El hecho de soltarte solo podrá tener lugar cuando no estés deseando soltarte.

 

4 de julio

Lo que haya sucedido, lo que está sucediendo, y lo que pueda suceder solo puede suceder según Su Voluntad.

Lo que se considera la mente “inconsciente” es capaz de una sabiduría mucho mayor que la que puedan alcanzar la lógica y la razón.

 

5 de julio

Felicidad y tristeza, correcto e incorrecto, bueno y malo, todos son solo meros atributos de la mente.

La prueba definitiva de la Verdad es que haya desaparecido todo pensamiento sobre ella. Buscarla es perderla. Por tanto, la comprensión pura lo es todo, no los medios sino el fin.

 

6 de julio

Cada vez que el hombre piensa o actúa como una entidad individual se obliga más profundamente en el compromiso con la consciencia-de-sí-mismo, en el que el mero pensamiento de una vida espontánea, la impide. Y cualquier esfuerzo positivo para controlar la mente, o desprenderse de uno mismo, lo único que consigue siempre es reforzar el ego. No se puede usar la mente para controlar la mente.

Este momento presente es el momento eterno. No hay eternidad sino AHORA, antes de que existiera el tiempo.

 

7 de julio

La identificación de la mente-dividida con su propia imagen ha  resultado en la parálisis de tratar siempre de imaginarse a sí misma en cada acción contemplada, en lugar de entregarse a la expresión libre y espontánea de la acción pura, que es la función natural del hombre.

El estado de mente vacía o estado NO-MENTAL no es en absoluto un estado de vacuidad idiota, sino todo lo contrario: un estado de inteligencia perfecta y poder espontáneo, una virtuosidad natural.

 

8 de julio

La verdadera felicidad no puede aparecer hasta que se destruye la identificación con el aparato cuerpo-mente.

La liberación llega cuando la mente-dividida abandona la imposible tarea de controlarse a sí misma y se rinde a la evidencia de la futilidad de estar eternamente pensando y actuando y al mismo tiempo pensando sobre esa acción.

 

9 de julio

La comprensión no es un valor fijo sino una especie de flujo libre, un proceso fluido de la propia naturaleza que riega libremente fusionando pensamiento y acción.

Solo hay un estado. Cuando se corrompe y se contamina con la auto-identificación, se conoce como individual. Cuando solo está teñido por la sensación de presencia, de consciencia animada, es la contemplación impersonal. Cuando se mantiene en su pureza prístina, ni contaminado ni teñido, en reposo primario, es el Absoluto.

 

10 de julio

La única conclusión dialéctica es que es conceptualmente imposible comprender lo que somos, porque la mente no puede transcenderse a sí misma.

La mente, con toda su experiencia del universo fenoménico, está constituida solamente por movimientos en la Consciencia. Comprender esto constituye el cese del pensamiento y la liberación del sometimiento al ego como mente y experiencia.

 

11 de julio

El sabio y el tonto no son diferentes. Solamente ocurre que miran en distintas direcciones. Mientras que el idiota solamente mira sus construcciones mentales, el sabio mira a la Nada o al Infinito.

La identidad personal no es más que la identificación de la mente con la imagen previa que tiene de sí misma, una imagen que es en realidad un conjunto abstracto de recuerdos, de sucesos pasados. Y es, obviamente, este ente abstracto imaginario, corregido y censurado, el que es considerado como un individuo.

 

12 de julio

Solo lo que es espontáneo puede ser correcto, porque está libre de separación y por lo tanto de ego. No hay premeditación en el hecho de vivir verdadera y libremente, y por lo tanto no hay separación entre uno mismo y el otro. Una vida espontánea libre-de-pensamiento solo puede provenir de una Comprensión espontánea.

¿Quién es el que piensa que debe hacer algo, lograr algo? Una vez que se ha comprendido que la identidad es un concepto erróneo, que el cuerpo es solamente una experiencia en la consciencia (como cualquier otro fenómeno), y que no hay nadie que pueda ejercer ninguna voluntad, ¿dónde queda la cuestión de que alguien tenga que hacer algo? De hecho nuestras vidas están siendo vividas para nosotros más que por nosotros.

 

13 de julio

No se puede escapar del dolor y además se produce un dolor aún más intenso al tratar de escapar de él. Tratarás de escapar del dolor o de la inseguridad mientras el “yo” se mantenga separado de la experiencia.

El deseo de lograr algo (que es también el miedo al fracaso) es lo que hace que la mente pierda su fluidez a través de la rigidez inducida por la inhibición. Esto se traduce en una ejecución defectuosa de todas nuestras acciones, y agrava nuestro conflicto interno y nuestra tensión neurótica.

 

14 de julio

Las diferencias aparentes que constituyen nuestro mundo de existencias separadas no son intrínsecas sino en los ojos del que las observa.

La vida, vivir, es un flujo, y si aceptamos ese flujo y nos dejamos llevar por él, la vida puede ser tremendamente sencilla.

 

15 de julio

Cuando no hay otro, no hay miedo, y cuando no hay miedo hay libertad.

Comprende que en realidad no hay ningún autor, y continúa actuando en la vida como si fueras el autor; así desarrollarás una adecuada actitud de compasión.

 

16 de julio

Todo ser sensible comienza a morir desde el mismo momento en que es creado. Un simple vistazo, desde la perspectiva correcta, a la manifestación fenoménica es suficiente para hacernos comprender la falsedad esencial del proceso de la vida y la muerte, lo que se traduce entonces, de un modo natural, en una dulce entrega a Aquello Que Es.

El sentido de la vida es que la vida no tiene más sentido que vivirla como un sueño sobre el que uno no tiene en realidad ningún control.

 

17 de julio

La simple verdad es que todos los acontecimientos están predeterminados fuera del tiempo.

El hecho fundamental e inmutable es que ningún ser humano puede realizar ningún acto por sí mismo, como tampoco puede hacerlo una marioneta.

 

18 de julio

La espontaneidad es la esencia de toda acción natural. En una acción natural el foco de interés no radica ni en el pasado ni en el futuro, sino en el momento presente, el punto fijo de un mundo cambiante.

Una vez que cesa el pensar como un individuo, cesa también la objetivación, y ni la iluminación ni la ignorancia tienen ningún significado. Alguien que sabe no dice: “Creo que sé”. Sabe.

 

19 de julio

La cuestión de la iluminación es considerada, casi siempre, desde el punto de vista del individuo. Pero cuando sucede el fenómeno de la iluminación, son solamente otros individuos los que consideran que una determinada forma con nombre ha sido iluminada. De hecho, el individuo al que le concierne desapareció como entidad individual cuando tuvo lugar la iluminación.

Todos nuestros sentimientos solo significan algo en relación a sus opuestos relativos. Sin embargo el hombre, en su abismal ignorancia, olvida este hecho básico de la vida y lucha desesperadamente por el placer sin el dolor y la vida sin la muerte. Sin que llegue a darse cuenta, su punto de vista queda tan distorsionado que se esfuerza en alcanzar meras ilusiones, lo que le conduce a la frustración y a la tristeza, y acaba culminando en un terror cerval a la muerte física.

 

20 de julio

Existe un centro de atención, una consciencia, que contempla todos los opuestos y los trasciende. Esta liberación del bien y del mal, de lo correcto y lo incorrecto, de la belleza y la fealdad es a lo que la Biblia se refiere como El Reino de los Cielos.

Puesto que el cuerpo humano fundamentalmente no es nada más que un remolino vacío, una concentración de vibrantes campos de energía que está en relación directa con todos los demás campos de energía organizados a través de todo el universo, es obviamente un absurdo creer que puede existir tal cosa como una identidad personal separada, o una entidad autónoma de cualquier tipo.

 

21 de julio

El deseo es la única causa de esclavitud, independientemente de que se sienta deseo de algún beneficio material o de la liberación espiritual.

La manifestación fenoménica al completo es un producto de la equilibrada interacción de tensiones entre polares opuestos en una continua integración y desintegración de formas cambiantes en la Consciencia.

 

22 de julio

La integración de todas las diferencias es lo que saca a la luz y subraya nuestra fuente impersonal, la verdadera naturaleza de lo que SOMOS.

La auto-realización es el resultado de volver atrás, de retroceder,  de reconsiderar y descubrir lo que eras hace cien de años, antes de nacer; es la auténtica ausencia de presencia, o ausencia de espacio y tiempo.

 

23 de julio

La diferencia básica entre el estado despierto y el del sueño es que uno parece más real que el otro. Solamente después de que se produce el despertar, en forma de iluminación, se hace obvio, que el mundo despierto no es más que un largo sueño resultante de la disposición mental, un movimiento en la Consciencia en el que lo que parece un cuerpo sólido, con sus aflicciones, es, en realidad, una ilusión.

La naturaleza de la Consciencia es tal que abarca simultáneamente el pasado el presente y el futuro y puede experimentar infinitas variedades de universos. Pero todo ello es solo la actuación de la propia Consciencia.

 

24 de julio

Sencillamente no existes como entidad individual. O no eres nada o lo eres todo, y en ambos casos la conclusión es asombrosa e ineludible, no eres ni lo que pareces ser ni lo que crees ser, sino el Ser cuya ausencia fenoménica constituye la presencia de todas las manifestaciones fenoménicas.

La propia existencia de la manifestación depende de que sea percibida. No existen de otro modo el tiempo y el espacio. Cuando no se da el sentimiento de presencia como consciencia, no hay manifestación. La única verdad es el hecho de EXISTIR, aquí y ahora.

 

25 de julio

La verdad conceptualizada y puesta en palabras ya no es la Verdad. El despertar verdadero solo puede suceder cuando la percepción pierde completamente su relación con los objetos. La esencia de la Verdad no puede ser imaginada de ninguna manera y solo se encuentra en su experimentación.

Lo fundamental de la vida es vivir AHORA en este momento presente, siempre. Si se convierte en una obsesión el mejorar las condiciones para el futuro, no se vive ni en el aparente presente ni en el ilusorio futuro.

 

26 de julio

Buscar el bien con exclusión del mal, o el placer con exclusión del dolor, es lo mismo que pedir que haya estrellas con exclusión del espacio.

No podemos conocer ni podemos convertirnos en AQUELLO que ya SOMOS.

 

27 de julio

Es un hecho curioso que las posibilidades de supervivencia son mayores cuanto menor es el ansia de sobrevivir. Existe una especial efectividad, o un poder de virtualidad, que está disponible para aquellos que no se agotan ni se malgastan a sí mismos a través de la ansiedad. La sutileza, sin embargo, estriba en que la ansiedad también incluye cualquier intento de eliminar la ansiedad; y es precisamente entonces cuando se hace palpable la verdadera comprensión al aceptar de corazón cualquier cosa que traiga la vida sin ningún tipo de resistencia ni de rechazo.

No se puede “experimentar” la muerte, del mismo modo que no se puede “experimentar” el sueño profundo, porque en ninguno de los dos casos hay nadie que pueda experimentar nada.

 

28 de julio

El intelecto lo divide todo entre lo que considera agradable (aceptable), y lo que considera desagradable (inaceptable), y entonces se opone a cualquier cosa que encuentra inaceptable como a un problema que necesita solución. Por tanto, cualquier problema solo puede ser resuelto en su origen, que es el intelecto, que es precisamente el que concibe el problema como un problema en primer lugar.

En comparación con la Infinitud inimaginable que en realidad somos, lo que creemos que somos es solo una alucinación, una sombra insustancial e ilusoria.

 

29 de julio

Básicamente ningún fenómeno tiene existencia. Lo que es real no tiene forma y es indestructible, mientras que lo aparente está sujeto al cambio y a la desaparición.

Cuando se está en concordancia con el flujo inevitable de la causalidad cualquier gesto aparente de volición, o de libre voluntad,  es solamente un gesto vano e ineficaz, y cuando no se está en concordancia con lo inevitable, recuerda el frustrado revoloteo de un pájaro enjaulado. El hecho es que no puede haber libre albedrío porque no existe una cosa tal que una entidad individual que pueda ejercerlo.

 

30 de julio

Cuando se da una comprensión total de la Verdad, se comprende que todas las cosas perceptibles, incluido el propio cuerpo, no son nada más que un producto de la mente. Por lo tanto no se considera que nada tenga una existencia separada. No hay ni yo ni otro, lo único que hay es el funcionamiento imparcial de la totalidad de la manifestación.

Todas las experiencias, desde las más cotidianas hasta las llamadas “experiencias límite”, son solo movimientos en la consciencia y, por lo tanto, su naturaleza es la misma que la de los sueños. Únicamente el ego puede experimentar algo, pero por otro lado no se puede negar que el ego es solamente un concepto, una ilusión que no tiene existencia real. Solo cuando se destruye por completo esta falsa identificación con el ego aparece la comprensión del verdadero EXISTIR.

 

31 de julio

La esclavitud no es más que la ilusión de que eres una entidad autónoma.

Nuestra identificación con la convención sujeto-contra-objeto es tan fuerte que no podemos entender el hecho de que puede haber conocimiento o comprensión sin un conocedor o una cosa conocida. Esta incapacidad para deshacernos del fantasma de la entidad individual es la base de nuestra obsesión por la seguridad y sobre todo de nuestra gran preocupación que es la de “¿Qué me pasará cuando muera?”.

 

1 de agosto

¿Tiene algo que pensar, que decir, o que hacer, alguien que ha dejado de tener deseos? En su caso todo sucede espontánea, fácil, e inevitablemente.

La comunicación intelectual es inútil porque es un fenómeno temporal con tres componentes, el que habla, el que escucha y lo que se dice. Le afecta además la interpretación por la mente, que varía de momento a momento y de persona a persona. Sin embargo la comunicación intuitiva es inmediata y no necesita interpretación, porque es la propia Verdad. El oyente intuitivo, el buscador con mente abierta y receptiva, sentirá en determinadas ocasiones un toque intuitivo en el corazón que puede hacerle vibrar con la felicidad inmensa que es la ETERNIDAD.

 

2 de agosto

Todas las nociones preconcebidas son obstáculos insuperables en la trayectoria de la flecha, que es la palabra del guru, hacia la diana, que es el corazón del discípulo. El modo más rápido, y quizá el único, para que la iluminación pueda suceder es que el discípulo escuche al guru con una mente totalmente vacía y abierta.

Aquél que ha trascendido la conceptualización y por tanto no considera nada como distinto de él mismo, no tiene nada más sobre lo que pensar ni meditar.

 

3 de agosto

El que percibe nunca puede ser percibido y lo percibido no puede ser el que percibe. Es únicamente el UNO, la consciencia cósmica, la que percibe a través de todos los organismos cuerpo-mente.

La comprensión solo puede ocurrir en el momento apropiado y nadie puede decir cuando llegará ese momento. Todo lo que se puede decir es que la comprensión no puede suceder mientras haya expectativas, mientras haya un “yo” que la esté esperando.

 

4 de agosto

El mundo fenoménico es como una sombra que no puede existir sin un objeto que la proyecte. Depende de otra cosa para su existencia. En este sentido, el mundo fenoménico es irreal, ya que es un reflejo del noumenal.

No tenemos ningún control sobre la aparición de un pensamiento, o la aparición del miedo, o de la ira, o de cualquier otra cosa. La aparición de cualquier pensamiento, emoción, o sentimiento, es independiente del organismo.

 

5 de agosto

El guru no hace ninguna distinción entre el grande y el pequeño cuando ofrece el dorado regalo de la salvación. Está siempre ahí como una guía para todos, señalando a AQUELLO que es la naturaleza real de todos los buscadores.

El ser individual solo puede existir como un proceso en desarrollo, mientras que AQUELLO-QUE-ES es el estado perpetuo de EXISTIR. Comprender esto implica la desaparición del individuo.

 

6 de agosto

Las palabras pueden señalar hacia la Verdad, pero solo la comprensión no verbal, noumenal, puede expresarla.

Al trocar la subjetividad impersonal del sujeto Absoluto único por la de una persona individual, el ser humano comete el pecado original y cae en la esclavitud. Tan pronto como se comprende que esta identidad es falsa y se restablece la verdadera identidad como el sujeto, u observador, único, eterno y sin forma, la esclavitud desaparece y se produce la iluminación.

 

7 de agosto

El sabio vive con un sentimiento de ecuanimidad tan constante, que es inmune al placer y al dolor, a la ganancia y a la pérdida, a la alabanza y a la crítica. Está tan carente de volición, que para él no hay nada que deba ser hecho ni nada que no se deba hacer.

La verdadera comprensión solo puede producirse después de que se renuncie a la ignorancia, o lo que es lo mismo, a todo conocimiento conceptual.

 

8 de agosto

La verdadera naturaleza de la mente es producir pensamientos y cualquier tipo de intento para suprimirlos solo puede empeorar las cosas. Lo único que hay que hacer es contemplar todos los deseos y los pensamientos según van apareciendo, sin implicarse con ellos. Una contemplación de ese tipo acaba eliminando la identificación como entidad corporal independiente.

En realidad el hombre no sufre ninguna experiencia, ni dispone de una cosa tal que el libre albedrío; ni  tampoco está sujeto a nada que se parezca al destino.

 

9 de agosto

Cualquiera que haya entendido realmente que le es imposible vivir  independientemente según su “propia voluntad”, dejará paulatinamente de tener cualquier tipo de intenciones de un modo natural. Cuando se está convencido de que la vida es una especie de sueño, en el que no se tiene control sobre las acciones, desaparece toda la tensión y se impone un sentimiento de completa libertad.

Lo que es perceptible es perecedero, pero tu verdadera naturaleza es aquello que ni es perceptible ni es perecedero.

 

10 de agosto

Vivir (la existencia) es una ilusión espacial, mientras que morir (la no-existencia) es una ilusión temporal. Cuando se apaga la luz de la consciencia dejamos de existir, porque ya no estamos materializados en el espacio ni extendidos en el tiempo, pero como lo que SOMOS, nunca hemos vivido y no podemos morir.

A causa del condicionamiento que le hace creer que solamente el esfuerzo le reportará algo en la vida, al hombre normal y corriente se le hace muy difícil comprender, que lo único que se necesita para que tenga lugar la profunda transformación que es el despertar, es una profunda comprensión de su propia naturaleza.

 

11 de agosto

El ilusorio individuo, junto con el resto de la manifestación fenoménica, se diluye en su Fuente tan pronto como cesa su implicación en el proceso de conceptualización.

El conflicto y la infelicidad del hombre son el resultado de su preocupación obsesiva por la seguridad y la supervivencia, que está basada en dos errores fundamentales: uno, que está separado y es distinto del resto de la creación; y dos, que está dotado de una voluntad independiente y libre y que puede elegir diferentes acciones, para determinar los resultados de los sucesos dentro de esa misma creación. Este error monumental constituye en sí mismo la pérdida, por parte del hombre, de la gracia divina a la que se refiere la Biblia cuando habla del árbol del bien y del mal cuyo fruto comieron Adán y Eva.

 

12 de agosto

La ilusión de alegría o de sufrimiento que experimenta el hombre no cesará hasta que la mente aprenda a dejar de actuar (intervenir, presionar) sobre sí misma.

Una vez que se ve lo falso como falso no es necesario seguir buscando la Verdad.

 

13 de agosto

Hay un elemento peculiarmente sutil en la acción espontánea, libre, o natural, y es que no puede ser el resultado de ningún tipo de  esfuerzo, ni positivo, aceptando el pensamiento, ni negativo, no aceptando el pensamiento.

Cuando comprendes que las acciones que tienen lugar a través de tu propio organismo cuerpo-mente no son tus acciones y que, por lo tanto, las acciones que ocurren a través de otros organismos tampoco son sus acciones (te afecten como te afecten), se origina una profunda percepción de que lo que está presente en todos los organismos, lo que produce todas las acciones, es la misma Consciencia.

 

14 de agosto

El ser humano es solamente un instrumento creado para que ocurra un evento, y la iluminación es un evento que sucede como parte de la actividad de la Totalidad.

Unos intentan ganar un millón de dólares y otros la salvación. Así  que si tuvieras la posibilidad de elegir (cosa que no tienes), yo te sugeriría que intentaras ganar el millón de dólares porque si lo consigues habrá alguien que lo disfrute, en cambio si te llega la iluminación no habrá “nadie” que pueda disfrutar nada.

 

15 de agosto

El jnani, el sabio que se ha liberado, ha dejado de tener una identidad individual con la que sentirse implicado o de la que avergonzarse, y su aparato psicosomático, el cuerpo, realiza sus funciones cotidianas de un modo normal, sin que él sea consciente de ellas. La sabiduría que predica no está siendo divulgada por una personalidad individual, sino por la Consciencia universal, que es inmaterial e informe.

Todo esfuerzo es debido al ilusorio deseo, de un falso individuo, de alcanzar un objetivo inexistente. El esfuerzo es, necesariamente, el estado de una mente volcada hacia fuera en la conceptualización. Cuando la mente se vuelve hacia dentro de sí misma la conceptualización se detiene naturalmente y no queda nada por lo que esforzarse ni nadie que lo pueda hacer.

 

16 de agosto

Cualquier acción que se emprenda para suprimir el deseo solo puede avivarlo. El deseo solo puede desaparecer poco a poco y por sí mismo.

Es un hecho bastante curioso que cada hombre asegura que la certeza y la seguridad son aspectos básicos de la felicidad para él mismo, pero sin tener una clara idea de que es este “él mismo”.

 

17 de agosto

La manifestación fenoménica no ha sucedido separadamente para que los seres humanos pudieran percibirla y conocerla, sino que sencillamente incluye a los seres humanos. La percepción que éstos tienen es necesariamente falsa porque en ella los supuestos sujetos y objetos no son nada más que apariencias en la Consciencia. 

Casi todos los maestros espirituales han enfatizado la necesidad de matar a la mente, ya que la conceptualización es el principal obstáculo para la auto-realización. A pesar de todo, es esa misma mente, o intelecto, la que ha de ser utilizada para llegar a ese punto en el que puede ser aniquilada en la Auto-realización.

 

18 de agosto

Aunque creemos que somos nosotros mismos los que tomamos las decisiones, en realidad los eventos están sucediendo en una escala inmensamente vasta en la que somos meros peones en un tablero de ajedrez. En realidad la libre voluntad no pinta absolutamente nada.

Cuando conozcas tu origen, la semilla misma de tu existir, conocerás la semilla del universo entero.

 

19 de agosto

Sueñas que estás despierto, sueñas que estás dormido, y no adviertes que estás soñando porque aún estás en el sueño. Obviamente cuando comprendas que todo esto es solo un sueño será porque habrás despertado.

El que ha visto su verdadera naturaleza deja de creer que la vida está llena de amenazas y de tristeza, que es lo que piensa la mayoría de la gente. Su viejo y erróneo sentimiento de voluntad personal y de responsabilidad ha desaparecido, y su alegría y su libertad son tales, que su vida se ha convertido en un entretenido espectáculo, como un juego o un sueño, en el que él no desempeña ningún papel.

 

20 de agosto

La Iluminación es el resultado inevitable de la ausencia total de propósito intencionado.

Una vez inmerso en el océano de dicha y conocimiento uno no puede permanecer separado de algo o como algo.

 

21 de agosto

La lógica y la interpretación estás constreñidas al ámbito del intelecto relativo y no pueden alcanzar el nivel del potencial intuitivo del Absoluto no relativo.

Ya somos el noumenal Absoluto y no necesitamos ningún conocimiento relativo para percibir LO-QUE-ES. El conocimiento es una carga tan pesada como la ignorancia. Cuando ambas son arrojadas por la borda, nuestro Conocer natural brilla con su prístino resplandor original.

 

22 de agosto

Hasta que no tiene lugar la comprensión de la Verdad lo que prevalece es el sentimiento de dualidad, que es una barrera para el verdadero amor. Una vez que la individualidad desaparece soo hay completo AMOR.

 La capa de desilusión y sufrimiento que se ha extendido sobre nuestro estado original de unicidad no es otra cosa que la volición o el deseo; el querer que algo sea distinto de lo-que-es. Lo único que hace falta es advertir la falsedad del ego y, por inferencia, la falsedad de todas sus demandas.

 

23 de agosto

Una persona normal sufre una experiencia, mientras que el que se ha autorrealizado Es la propia experiencia.

La comprensión trascendental de lo que dice el sabio no puede ser transferida o transmitida. Debe suceder en el silencio natural del vacío fenoménico, y no hay modo de conseguirlo a través de prácticas o esfuerzos.

 

24 de agosto

La contra pregunta a cualquier problema es: “¿Quién tiene este problema?” La única respuesta es darse cuenta de que aquél que tiene el problema, es, él mismo, solamente un concepto insustancial.

Todas las cosas suceden por sí mismas. La sombra de la causalidad no puede ser atrapada nunca porque todas las cosas y eventos son solo diferencias interconectadas en forma de un solo campo unificado.

 

25 de agosto

Las creencias, todas las creencias, se basan en el sentimiento de inseguridad. Solamente cuando se han dejado de lado todas las creencias es uno libre para conocerse a sí mismo. Lo que se halla en el descubrimiento de uno mismo es la Verdad, esa Verdad que es total y evidente por sí misma, y que no necesita apoyo ni justificación externa.

Fabricar objetos en la mente-dividida es lo que se llama “pensar”. Pero pensar no es la verdadera naturaleza del hombre, sino precisamente lo que nos impide ver nuestra verdadera naturaleza. Sin embargo no  se puede prescribir ningún método para lograr detener el pensamiento, ya que cualquier esfuerzo en ese sentido estaría emanando de un “yo” que no es nada más que un producto del pensamiento.

 

26 de agosto

La vida moderna es, en casi todos los aspectos, un círculo vicioso. El individuo ha llegado a un punto en el que realmente cree que él, con su intelecto, es el que hace que el mundo funcione. Pero su propia voluntad, basada en la memoria, es el producto de un cerebro completamente disociado de la sabiduría de la naturaleza, que es la que lo dirige en realidad.

Cualquier cosa que pueda suceder estará siempre sucediendo solo en la mente del que la percibe.

 

27 de agosto.

Solo hay un estado de existencia. No hay ni un solo momento en que uno no sea consciente de existir. Lo que somos en nuestro estado sintiente es la consciencia de estar presentes. Cuando esta consciencia es consciente de las formas sensoriales, opera como contemplación. En cambio, cuando se identifica a sí misma con un organismo contemplativo como si fuera una entidad separada, está operando como una persona individual que goza y sufre.

La propia idea de tratar de descubrir la propia naturaleza, de alcanzar la iluminación, es, en sí misma, el mayor obstáculo.

 

28 de agosto

Si los cambios son necesarios, sucederán. Y si algo cambia, si comienzas a hacer algo nuevo, o si dejas de hacer algo, no tienes por que sentir ninguna culpa. Es parte del funcionamiento de la Totalidad.

Cuando una persona descubre que sus propios esfuerzos son infructuosos, se vuelve hacia algún poder, o  lo crea, o lo imagina, que le dará lo que no puede alcanzar por sí mismo. Inventa un concepto, lo adora, le reza, y le pide que le dé lo que desea. Y así, como tampoco esa entidad es capaz de darle lo que pide, su sufrimiento y su frustración siguen creciendo.

 

29 de agosto

El hombre de conocimiento que ha perdido su identidad como individuo separado permanece identificado con la pura, infinita, Consciencia mientras continúa viviendo su vida en el mundo como una persona normal, sabiendo muy bien, sin embargo, que todo es una ilusión.

Las palabras son solamente un producto de la conceptualización temporal por lo que su eficacia es muy limitada. Pueden nombrar o describir un mango, pero no pueden transmitir su aroma ni aliviar el hambre de nadie.

 

30 de agosto

Ningún esfuerzo personal, individual, puede conducir a la iluminación. Por el contrario, lo que se necesita es abandonarse indefenso en el existir sabiendo que no somos nada; sumirse en el estado no-mental en el que toda conceptualización se ha convertido en contemplación pasiva. En ese estado cualquier cosa que ocurra no será obra nuestra sino del puro funcionamiento universal al que hemos cedido todo el control.

La maldita “ignorancia” de la que tratamos de librarnos no es más que la identificación de la Consciencia impersonal con una identidad individual. Y la liberación, o verdadera comprensión, es darse cuenta de que esta identidad es solamente una ilusión, una aberración temporal, como la sombra de una nube que pasa.

 

31 de agosto

Puesto que sabe perfectamente que no vive sino que está siendo vivido, el hombre sabio es consciente de la completa inutilidad de todas las intenciones.

Para una no-entidad no existen la ansiedad ni la preocupación, solo una sensación de total libertad.

 

1 de septiembre

En este mundo es raro el que ya no se preocupa ni siquiera por adquirir experiencia. En él ya ha amanecido la verdadera comprensión.

Aquel que ha dejado atrás el estado de funcionamiento-mental no necesita sentarse a meditar. Su mente ya está libre de fluctuaciones.

 

2 de septiembre

El sabio vive con la comprensión total del hecho de que no hay un individuo que haga nada, ni escribir, ni pasear, ni dar charlas ni nada. Desde este punto de vista se podría decir que ha recorrido mil millas sin que haya puesto un pie fuera de su casa, o que ha hablado durante cuarenta años sin que haya pronunciado una sola palabra.

Como entidad el ser humano solo es el resultado de la creencia adoptada y constantemente repetida de que hay algo en nosotros que sobrevive a través del tiempo. De esta forma nuestra identidad privada ha sido establecida en cada uno de nosotros como nuestra propia tradición personal.

 

3 de septiembre

El pensamiento el deseo y el miedo están basados en la duración, o el tiempo, a través de la memoria; no son del momento presente. Desaparecen, junto con el propio tiempo, cuando se abandona o se rinde la voluntad.

El hombre se libera del mundo, de sus perjuicios su sufrimiento y su caos, sencillamente viendo lo absurdo que es todo ello.

 

4 de septiembre

Es solamente el aparato cuerpo-mente el que se involucra o reacciona ante cualquier experiencia, y solo puede reaccionar según el modo en que está genéticamente programado y la forma en que lo ha modelado el condicionamiento anterior. Por lo tanto, ¿por qué hay que preocuparse o intentar cambiar? El que realmente comprende conoce un hecho seguro:”Nadie hace absolutamente nada”.

Lo manifiesto no es más que la apariencia cambiante de Aquello que permanece inmutable para siempre.

 

5 de septiembre

La Consciencia es lo único que existe. Si ves una cosa, lo ves todo.

Si la contemplación se dirige hacia fuera lo único que verá serán objetos. Si la contemplación es hacia el interior, no verá objetos sino que verá aquello que es la contemplación.

 

6 de septiembre

Ningún acto de voluntad es capaz de interferir con la operativa del proceso causal. La propia manifestación y su funcionamiento son ajenos a la voluntad, porque no son nada más que un sueño en el que el ente humano individual es solo una apariencia, una marioneta. Vivir en modo no-volitivo es dejar de objetivizar e interpretar en base al nombre o a la forma. Es vivir en libertad  absoluta.

El deseo no deja de ser deseo independientemente de que su objetivo sea el placer sensual, la riqueza, o incluso la iluminación. Pero cuando se ha eliminado el deseo, a través de la comprensión de su completa futilidad, desaparece el flujo hacia el exterior de la mente y esta queda desocupada y percibe el universo fenoménico como la mera apariencia en la Consciencia que es en realidad.

 

7 de septiembre

El único modo de que cese la preocupación es comprendiendo totalmente que el cambio es la base misma de la vida, que no podemos tener siempre lo que nos gusta. Debemos estar preparados para aceptar que la vida nos aportará cosas que pueden ser inaceptables.

Cuando hay una comprensión verdadera se acepta con alegría el hecho de que la vida y el hecho de vivir no son como una charca estancada, sino como el agua corriente que no se puede guardar en un cubo.

 

8 de septiembre

La clave para comprender y aceptar es saber que, hagas lo que hagas, las consecuencias no están en tus manos.

Incluso la maldad, cuyo resultado es el sufrimiento, es parte del funcionamiento de la Totalidad, parte de la voluntad de Dios.

 

9 de septiembre

“También esto pasará”. Aceptar esto tiene un efecto doble. Cuando algo es malo, sabes que acabará por cambiar, así que no te hundes en la desesperación y, por la misma razón, cuando ese algo es bueno no te dejas llevar a las cimas del éxtasis. Esto también pasará. Serás capaz de aceptar la vida como venga.

En realidad las cosas no tienen substancia. Ambos, las cosas y el individuo que las experimenta, son el mismo proceso, y no percibir este hecho es también parte del mismo proceso. No hay nada que se deba hacer al respecto, ni tampoco nada que no se deba hacer. Lo único que existe es Lo-que-ES.

 

10 de septiembre

Entre la Consciencia y el universo no se da una relación causal. Lo cierto es que la Consciencia existe por sí misma y es inseparable con lo que aparenta ser el universo. No son dos, por lo que no puede existir ningún tipo de relación.

Es posible que te prepares para aceptar la tesis de que todo el universo es una ilusión, sin embargo es muy fácil que olvides incluir en esta ilusión el factor principal, que eres tú mismo.

 

11 de septiembre

La comprensión de la más alta Verdad no es, ni puede ser, un asunto de práctica gradual. De hecho la percepción es anterior a la consciencia, que es la base del intelecto. Solo puede suceder por sí misma, espontánea e instantáneamente. No sucede en el tiempo, no es temporal, no hay etapas en las que se vayan realizando lentos progresos. Más aún, no hay NADIE que pueda hacer ningún progreso.

El significado implícito de toda pregunta es: “¿Y qué pasa conmigo?”, pero nunca hubo un “yo” y nunca podrá haberlo.

 

12 de septiembre

Lo que tiene que pasar, inevitablemente pasará, sin excepción. No hay ninguna supuesta voluntad de ningún supuesto individuo, tenga la intensidad que tenga, que pueda alterar lo más mínimo la inexorable causalidad de la Totalidad. ¡Nadie puede querer nada distinto de lo que la Totalidad le hace querer!  

No somos algo diferente de la Consciencia ni estamos separados de ella, por eso no podemos “comprenderla”. Tampoco podemos “integrarnos” con ella porque nunca hemos sido algo distinto. La Consciencia no puede ser nunca comprendida en términos relativos. Así que no hay nada que hacer al respecto. Todo es Consciencia y Eso es lo que somos.

 

13 de septiembre

Es imposible describir la magnificencia de la sensación que produce la verdadera percepción de la naturaleza del individuo en relación con la manifestación. La pérdida de la identidad personal se compensa por la adquisición de la Totalidad del cosmos.

Aquello que está más allá de todos los opuestos interrelacionados y de la propia relatividad, es Absoluto e inexpresable con palabras.

 

14 de septiembre

Aunque el pensamiento, las palabras, la lógica y el razonamiento,  son obviamente necesarios para llevar una vida moral, no constituyen por sí mismos la vida. Se basan en la memoria de lo conocido y son producto de la mente-dividida, la mente en la que se da la intrusión de un fraudulento “yo”. VIVIR sin pensamiento, sin palabras, significa estar receptivo a lo desconocido con toda la mente.

La enseñanza verdadera es en realidad el SILENCIO del SILENCIO en el que no hay charla ni ausencia de charla. Es como dibujar con un palo, la figura de un pez, en la superficie del agua.

 

15 de septiembre

El sabio es alguien que ha ofrecido en sacrificio su propia individualidad, y esta aniquilación de la identidad equivale a una fusión en completo amor con la Totalidad.

Lo que pareces ser es el cuerpo externo que percibe el mundo exterior, pero lo que eres es esa Consciencia en la que se manifiestan el cuerpo y el mundo.

 

16 de septiembre

El primer paso hacia la comprensión consiste en abandonar el falso concepto de “yo” como entidad separada. Es también el último paso.

La existencia del ego es puramente conceptual. Cuando una persona duerme no está muerta, pero la consciencia no está presente. No somos ni el cuerpo cálido que vive, ni el cuerpo frío que ha muerto. Somos la corriente vital de la propia Consciencia que ni nace ni muere.

 

17 de septiembre

El intento constante del hombre de fijar momentos en el remolino sin sentido del tiempo, es la causa de su frustración, su miedo, y su inseguridad.

La gente está tan absorta en la persecución de lo que considera que es la felicidad, que no tiene ni el tiempo ni la disposición para parar y preguntarse si vale la pena tener la clase de felicidad que imagina.

 

18 de septiembre

Igual que las débiles fibras se hacen muy fuertes cuando se trenzan en una cuerda, una ilusión repetida innumerables veces en la memoria, adquiere la fuerza de la realidad.

En LA REALIDAD no se hace nada en realidad.

 

19 de septiembre

Todos los pensamientos surgen del Yo, y si no se les hace caso vuelven a hundirse en el Yo.

Encontrarás prácticamente imposible disociarte de tu nombre y tu forma como entidad. Esto solo puede suceder cuando aquel que piensa en sí mismo haya, él mismo, desaparecido.

 

20 de septiembre

Hay que comprender de una forma profunda e intuitiva que el buscador ES lo buscado. Cuando esto ocurre es que el propio buscador ha desaparecido.

La naturaleza de la mente es tal que cualquier cosa que experimentemos no es más que lo que realmente somos.

 

21 de septiembre

La acción natural, espontánea, solo sucede cuando la mente está totalmente desprovista de la mínima sombra de intención. La mayor libertad reside en tener una confianza plena en esa autoridad final que hace que crezca la hierba y que nuestros miembros nuestros órganos y nuestra mente funcionen por sí mismos.

No se puede conseguir la comprensión final. Solamente se la puede aceptar cuando aparece tan espontánea y repentinamente como el resplandor de un relámpago.

 

22 de septiembre

Todos los problemas del hombre provienen de que se ignora el hecho básico de la manifestación, a saber, que toda la manifestación es meramente conceptual. No se crea nada, no se destruye nada. Por lo tanto, todo cuanto se refiere al nacimiento, a la vida, a la muerte, o a la reencarnación, está completamente mal interpretado. LO-QUE-ES es realmente sencillo. Somos nosotros los que lo complicamos y lo hacemos incomprensible a base de pensar y filosofar sobre ello.

Las emociones y los sentimientos están basados en la dualidad. Mientras sigan dominando nuestra perspectiva, la dualidad tendrá un firme asidero y excluirá la verdadera felicidad, la totalidad que es la UNICIDAD.

 

23 de septiembre

El auténtico escollo en la senda de la Realización no es la acción en sí ni el esfuerzo por alcanzarla, el escollo es el sentimiento de autoría personal.

Tanto la iluminación como la ignorancia son estados de la mente, y la mente no es una entidad sino que es solo un concepto deducido de la experiencia por la memoria.

 

24 de septiembre

El conocimiento que tratas de alcanzar sobre tu verdadero estado es inalcanzable, porque la comprensión a nivel mental es solo conceptual y por tanto ilusoria. Lo que buscas es lo que YA ERES.

Ni existimos ni no existimos. Nuestra verdadera naturaleza no es ni la presencia ni la ausencia sino la aniquilación de ambas.

 

25 de septiembre

 Incluso la mera idea de la totalidad del Absoluto solamente puede ser un concepto en la consciencia. Cuando la consciencia se funde en el Absoluto ¿qué o quién puede estar ahí para experimentar algo?

El deseo de captar la Realidad a nivel mental es lo mismo que intentar confinar lo que es desconocido, y no se puede conocer, dentro de los parámetros de lo conocido; ¡es sencillamente  imposible!

 

26 de septiembre

Comprender la propia naturaleza no requiere esfuerzos fenoménicos. La iluminación no puede lograrse ni forzarse, solo puede suceder. Mientras haya una pseudo-entidad que se toma a sí misma por un buscador que se esfuerza en conseguir la iluminación, será imposible que la iluminación suceda.

La iluminación y la identidad personal son incompatibles. Aparte, por supuesto, de que no existen cosas tales como la identidad personal o la iluminación, y la percepción de este hecho es en sí misma la iluminación.

 

27 de septiembre 

Todo lo que podemos decir con certeza es: “Yo soy aquí y ahora, en ausencia del espacio y del tiempo”. Y lo único que importa es la percepción instantánea de este hecho.

El mejor consejo para alguien que escucha la enseñanza de la Verdad es, que perciba directamente y olvide inmediatamente.

 

28 de septiembre

Lo único que se consigue con cualquier intento para controlar los pensamientos, los apetitos y los deseos, es reforzarlos, y reforzar también al ego. Lo que tenga que desaparecer deberá desaparecer por sí mismo. Lo único que te atañe, lo único que eres, es el funcionamiento impersonal de la comprensión. Así que deja a esa comprensión que trabaje, a través de una contemplación desapasionada, sabiendo que no hay nada más que puedas hacer.

La meditación, y todos esos métodos y técnicas, son simples distracciones que nos impiden sumergirnos en el estado natural que es el ser real e ilimitado de cada uno 

 

29 de septiembre

Todo lo que se necesita para que pueda suceder la iluminación, es comprender claramente que se trata de una dimensión totalmente distinta que la de la mera comprensión intelectual, la dimensión de SER, para la que carecen de relevancia todo tipo de prácticas y disciplinas.

Los buscadores siguen practicando toda clase de auto torturas sin comprender que tales “prácticas espirituales” son un refuerzo del propio ego que les aparta de su estado natural de libertad.

 

30 de septiembre

La verdadera comprensión, que es la iluminación, solo puede suceder cuando no se da ningún tipo de esfuerzo, en otras palabras, en la completa ausencia de un comprendedor. Lo que se da en ese caso es solo contemplación del sueño de la vida, sin el menor deseo de cambiar nada.

Ocurra lo que ocurra, que estés comiéndote un helado, o que estés meditando, en ese momento no podrías haber hecho ninguna otra cosa.

 

1 de octubre

La comprensión fundamental es que el mundo no solo es irreal sino que al mismo tiempo el mundo también es real.

En el drama de la vida la Consciencia interpreta y dirige todos los papeles de los miles de millones de seres humanos. La Consciencia interpreta todos los personajes.

 

2 de octubre

Para alguien que está firmemente asentado en la comprensión de la naturaleza de la Realidad, no existe el problema de cómo vivir la vida.

El guru no es alguien externo a nosotros, es inherente a nuestro interior. Habla directamente como Consciencia impersonal y por lo tanto su enseñanza solo estará disponible en función de la capacidad de cada uno para empaparse de ella.

 

3 de octubre

La vida es una serie de movimientos en la Consciencia, sucesos a los que sin ninguna necesidad damos un sentido volicional considerándolos nuestras acciones. En tanto en cuanto tengamos la convicción de que nosotros mismos estamos haciendo alguna cosa, como si fuésemos entidades reales, no podrá darse la condición básica para el despertar.

La equivocación no está en la naturaleza, sino en nuestra actitud, que exige que el curso de la naturaleza se detenga en un determinado momento de nuestro bienestar.

 

4 de octubre

Lo que realmente SOMOS es el momento inmutable y eterno que simplemente contempla el juego de relaciones cambiantes que llamamos vida.

¿Cómo puedes encontrar la verdadera felicidad? Para la felicidad ninguna acción positiva es necesaria o siquiera posible. Vuélvete hacia dentro, como un testigo puro e impersonal, y descansarás en tu verdadera EXISTENCIA en completa paz y tranquilidad. La felicidad se volverá irrelevante.

 

5 de octubre

Aceptar que la inseguridad es una parte intrínseca de lo que llamamos vida, y reconciliarse con esa comprensión, es dar un salto cualitativo desde la relatividad de la implicación, a la no-relatividad de la contemplación pura. 

Tu vida es solo una serie de reflejos automáticamente condicionados que no tienen nada que ver con lo que tú crees que son actos de libre voluntad, deliberados, y llenos de intencionalidad.

 

6 de octubre

La realidad y la permanencia del objeto que uno imagina ser es una continuidad ilusoria similar a la de un río, que parece ser siempre el mismo pero se compone de agua totalmente diferente en cada momento.

Preocuparme por lo que me sucederá tras la muerte es tan equivocado como preocuparme por lo que le pueda pasar a mi regazo cuando me ponga de pie, o por lo que le pueda pasar a mi puño cuando abra la mano.

 

7 de octubre

Hasta que un buscador no tenga la plena convicción de que todos los fenómenos, incluido él mismo, son solamente apariencias sin ninguna trascendencia no puede darse la auténtica comprensión.

Eres el estado primordial de libertad total, una plenitud de gozo puro, una concentración de luz que es más penetrante que lo más penetrante y es testigo de todas las cosas.

 

8 de octubre

Cuando a la mente se le permite ser una con el espacio, de manera que el espacio mental se une con el espacio físico, lo único que queda, dentro y fuera, es: “Yo” Consciencia; la plenitud del puro EXISTIR.

El origen de todo sufrimiento psicológico es la separación básica asumida entre el yo y el no-yo. Estamos tan habituados a aceptar la separación y los límites como un fenómeno natural, que es una enorme sorpresa que nos muestren el mundo como realmente es.

 

9 de octubre

No puedes alcanzar a tu propia sombra, pero tampoco puedes escapar de ella. En tanto en cuanto el hombre siga pensando que el mundo fenoménico es real, la sombra de la ignorancia le rondará y al mismo tiempo le eludirá.

Del mismo modo que las olas que se levantan en la superficie del agua no tienen una existencia independiente sino que son la misma agua, un fenómeno manifiesto es solamente una forma aparente, o un cuerpo, de lo Inmanifiesto.

 

10 de octubre

Mientras sigas observando a tu mente, y descubriéndote a ti mismo como su observador, no podrá proyectarse ninguna otra cosa en la pantalla de la consciencia. Esto es así porque la atención no puede ocuparse de dos cosas simultáneamente. Así que profundiza y descubre donde se originan los pensamientos, busca la fuente de todos los pensamientos y alcanza el Auto-conocimiento, que es el despertar de la Verdad.

Ni la implicación ni la renuncia son los caminos que llevan a la comprensión de la Verdad. De hecho no hay camino. Ningún tipo de medios puede explicar ni comprender lo Primordial.

 

11 de octubre

La VERDAD es la cosa más obvia que uno puede encontrar, o no encontrar, y cualquier complicación en su comprensión es, sin duda, de nuestra propia cosecha, debido al incorregible hábito de conceptualizarlo todo. En el preciso momento en que dejemos de  conceptuar, la VERDAD nos estará mirando fijamente a la cara.

Solo podemos experimentar verdaderamente lo que SOMOS como “Yo”. No hay absolutamente nada más que experimentar, o que pueda ser experimentado. No es necesario intentar recuperar lo que nunca hemos perdido.

 

12 de octubre

El origen de los problemas, lo que impide ver la Verdad, es el deseo. El deseo, de cualquier tipo, es el único obstáculo; ¡incluso si ese deseo es el de liberarse!

El Ser no viene ni se va. Para esa Consciencia, en la que el universo aparece y desaparece, no hay ni ganancia ni pérdida.

 

13 de octubre

No existe nada más que la Consciencia. Cualquier cosa que veas es tu propio reflejo. El universo aparenta existir solamente debido al desconocimiento de tu propia naturaleza. El que comprende con plena convicción que el universo es solo una ilusión se libera de él.

El pensamiento opera a través de la memoria y además las preferencias y las aversiones del hombre se basan en experiencias previas. Sin la mediación del pensamiento no aparecen ni las preferencias ni las aversiones y no hay ninguna implicación con la experiencia.

 

14 de octubre

Continuar buscando la iluminación, como un individuo identificado con un cuerpo, es continuar soportando el sufrimiento. A no ser que lo olvides todo nunca te asentarás en el Ser.

Aunque uno pueda tener miedo del proceso de morir, en su interior más profundo tiene la sensación, la convicción intuitiva, de que no puede dejar de existir. Esta sensación, mal interpretada, se ha tomado como la base para la teoría de la reencarnación, pero la verdad del asunto es que no existe ninguna entidad real que pueda nacer, ni reencarnarse, ni dejar de existir.

 

15 de octubre

La ausencia de intenciones (porque no hay nadie que pueda tenerlas) es la verdadera comprensión. Cuando desaparece el individuo lo que permanece es la iluminación.

La no continuidad del ego es la continuidad del Yo.

 

16 de octubre

Cuanto antes se pierda la identificación con el cuerpo como una entidad separada, antes germinará la gracia del guru en la consciencia del discípulo.

En la Verdad no hay ninguna senda ni nadie que pueda ir a parte alguna. No hay nada que alcanzar, nada que conseguir, porque sin saberlo ya estás en Casa.

 

17 de octubre

Lo que caracteriza al singular, al sabio, es que vive en este mundo como si no estuviera en él. De hecho ni siquiera le importa vivir o morir. Piensa y vive verticalmente en un mundo que se mueve horizontalmente. Por esta razón las personas normales no son capaces de entenderle ni de reconocerle.

Pensar sobre lo Impensable no deja de ser otro tipo de pensamiento. Ver la naturaleza ficticia del universo es básicamente ver la naturaleza ficticia de uno mismo.

 

18 de octubre

Aunque en sí mismo limitado, un intelecto desarrollado es la única facultad que nos puede conducir al borde de la verdadera comprensión Adváitica. La persona con un intelecto agudo se ilumina incluso aunque la enseñanza del guru haya sido impartida de un modo informal, mientras que el buscador inmaduro, sin agudeza intelectual, sigue estando confuso incluso después de toda una vida de búsqueda.

Un intelecto maduro y penetrante no estará tan divorciado de la intuición, y tan considerablemente limitado por la lógica y la razón, como para obstruir su receptividad natural a la espontánea aparición de la divinidad.

 

19 de octubre

La iluminación puede suceder a través de la comprensión, o de la entrega devota, o a través de las buenas acciones realizadas de tal manera que no hay un “yo” que las realice, pero en todos los casos hay un elemento común, y ese factor común es que no hay sentimiento de autoría personal. No hay un “yo”.

Eres la realidad, así que no puedes hablar de la realidad. En el mismo momento en que hablas de algo, o piensas en algo, es en la fenomenalidad, y por lo tanto es conceptual.

 

20 de octubre

No hay arriba ni abajo, ni dentro ni fuera, ni bueno ni malo. Lo único que hay es la Consciencia; la manifestación es una apariencia dentro de la Consciencia. E incluso esa apariencia es solamente una expresión objetiva de la propia Consciencia. Todo lo que hay es la Consciencia.

Eres simplemente un instrumento a través del que opera la Consciencia.

 

21 de octubre

En el momento eterno, el momento presente, no hay “yo” y no hay duración, no hay pasado, ni presente, ni futuro. Y cuando no hay un “yo”, ni sentimiento de duración, lo único que hay es ese silencio en el que no se puede producir ninguna conceptualización.

No es posible conseguir asentarse en el Yo. Es algo que solo puede suceder espontáneamente una vez que la mente se ha liberado del concepto de conseguir.

 

22 de octubre

Por su naturaleza la mente-intelecto se proyecta hacia fuera para adquirir conocimientos sobre el universo y su funcionamiento. Pero así solo se puede conocer aquello que es en sí mismo ilusorio e irreal. La persecución de tales conocimientos simplemente prolonga la ignorancia a través de la continuidad de la falsa identidad del conocedor. A no ser que este proceso cambie radicalmente, y la indagación se dirija hacia dentro, será imposible acercarse al descubrimiento de las auténticas naturalezas del hombre y del universo.

Todos los fenómenos son la expresión objetiva del “yo” subjetivo. Antes, durante, y después, de la ilusión de la existencia, solo hay una REALIDAD.

 

23 de octubre

No podemos percibir la Consciencia porque nunca hemos sido algo distinto a ella. No podemos integrarnos en la Consciencia porque nunca hemos estado desintegrados de ella. Nunca podremos comprender lo que es la Consciencia en términos relativos. La Mente-Completa no puede ser conocida por la relatividad de la mente-dividida.

Siendo la iluminación AQUELLO que es anterior a la experiencia, la esperanza, por parte del buscador, de “experimentar” la iluminación, no difiere mucho de la del ciego, que quiere comprender la naturaleza del mundo que le rodea, mientras insiste en que debe estar sumido en la misma oscuridad a la que él está sujeto.

 

24 de octubre

Es inútil buscar motivos, propósitos, o significado humano, a los eventos de la vida, que son, de hecho, impersonales y en absoluto humanos.

La percepción intuitiva que es la verdadera fe se basa en una cierta inevitabilidad ineludible, una relajada aceptación de LO-QUE-ES que está totalmente libre de dudas u opiniones.

 

25 de octubre

Vivir en la eternidad del presente perpetuo es estar en perfecta concordancia con la ley inmanente natural, en la que no hay ni correcto ni incorrecto. 

El contentamiento solo puede morar en el corazón de quien es feliz con todo lo que le acontece en la vida.

 

26 de octubre

Todo lo que sucede en el funcionamiento del universo en el momento presente debe ser aceptado. No aceptarlo es lo que origina el sufrimiento humano.

Si algún Poder te ha convertido en un buscador, ¿no crees que ese Poder es responsable de llevarte a donde se supone que has de ser llevado?

 

27 de octubre

Los miles de millones de organismos humanos son solamente instrumentos a través de los que funciona Dios, o la Totalidad, o la Consciencia. Es la única energía que ha estado funcionando todos estos miles de años y es la energía que funciona ahora y que continuará funcionando siempre. Es de todo punto iluso que pensemos que somos nosotros los que estamos haciendo lo que sea que estemos haciendo.

No puedes alcanzar a Dios. En el lugar y momento apropiado Dios te alcanzará a ti.

 

28 de octubre

El sabio Auto-realizado responde TOTALMENTE a todo lo que sucede en todo momento sin la más mínima intervención de la mente.

Lo que hace obvio que el ser humano no es, ni puede ser, una entidad autónoma y dotada de voluntad propia, es el hecho de que en ausencia de la consciencia no hay percepciones sensoriales, no hay intelecto, y no hay mundo manifiesto; y sobre la presencia o ausencia de la consciencia nadie tiene control alguno.

 

29 de octubre

Toda la manifestación es puramente conceptual. En realidad nunca se ha creado nada y nunca se ha destruido nada.

Las palabras no pueden nunca transmitir la comprensión. Solamente pueden abrir el camino para que la intuición se eleve hacia la consciencia.

 

30 de octubre

Iluminación no significa nada más que desembarazarse del pensamiento conceptual. Lo que queda es el “yo” nouménico, subjetividad pura sin el menor componente de objetividad ni de temporalidad. Pero en lugar de simplemente serlo, tratamos equivocadamente de obtenerlo como algo a experimentar.

No puedes poseer nada porque lo eres todo.

 

31 de octubre

La mente-dividida crea la ilusión de “futuro” al imaginar su propia proyección, mientras que la mente-integrada no sabe de ningún futuro porque vive totalmente en la REALIDAD presente, que es la eternidad misma.

El hombre está tan esclavizado por el condicionamiento de los convencionalismos que casi siempre contiene totalmente su espontaneidad. Lo importante es no ceder a los locos impulsos del capricho y en cambio entregarse al más profundo reconocimiento de esa inteligencia de la que el hombre está  naturalmente dotado.

 

1 de noviembre

Al mirar con la mente-total, intuitivamente, desaparece el observador aparente y la observación  se convierte en lo observado.

Cualquier tipo de búsqueda presupone que se busca algo que es distinto, o diferente, de quien lo busca, del mismo modo que lo que sea que se encuentre presupone la existencia del que lo ha encontrado. Obviamente el que cree que ha sido iluminado está tan esclavizado como el que piensa que es un ignorante.

 

2 de noviembre

La búsqueda debe continuar hasta que la frustración final dé cómo resultado la rendición y la desaparición del propio buscador.

El fallo inherente a cualquier forma de meditación es que implica,  necesariamente, una práctica basada en la existencia de una entidad separada, que es la que realiza esa práctica, mientras que el verdadero objetivo de la meditación es la desaparición definitiva de cualquier entidad de este tipo. No se puede eludir a la propia sombra mediante ningún tipo de práctica.

 

3 de noviembre

No hay ninguna explicación racional posible con respecto al universo ni con respecto a los caminos de la providencia. La mente-dividida, que opera solamente en la dualidad, es incapaz de conocer o comprender la TOTALIDAD, esa Consciencia universal indivisa que es su propia fuente y la fuente de todas las demás cosas.

La esencia de la existencia manifiesta es el cambio continuo, desde la integración o nacimiento, hasta la desintegración o muerte. Con la percepción sensorial llega el deseo de vivir, de no rendirse a la desintegración y aparece el ego, que es el que genera la mente pensante y todo el sufrimiento humano, en el subsiguiente intento inútil de evitar lo inevitable.

 

4 de noviembre

El verdadero amor a Dios significa entregarse a Él sin desear nada, ni siquiera la salvación.

Una mente que pueda comprender un objeto tal y como en realidad es, no comprenderá absolutamente nada. Así es la mente-total del sabio iluminado.

 

5 de noviembre

Cuando la consciencia personal comprende su universalidad, se da cuenta de lo que es en realidad el sueño de la creación, una enorme broma.

Cuando el corazón se abre repentinamente a la Verdad suprema y se llena de la felicidad de lo Absoluto, el propio mundo es percibido como la morada de la felicidad.

 

6 de noviembre

El hombre sabio hace las cosas sin preocuparse por los resultados, porque sabe que no tiene ningún control respecto a ellos. La auténtica consciencia conduce a la acción espontánea e infalible sin intervención de la mente.

La verdadera felicidad solo puede existir cuando se detiene la conceptualización.

 

7 de noviembre

Las acciones del que se ha liberado son libres como el viento. Al haber  trascendido la existencia mundana vive en el mundo como si no tuviera cuerpo. Por lo tanto carece de preocupaciones y no tiene nada que ganar ni que perder.  

Cualquier idea o pensamiento que aparece en la mente está provocado por un estímulo exterior para el que la memoria evoca la sustancia, o la imagen, correspondiente. Así es como nace el pensamiento. De este modo, la realidad de cualquier objeto, ya sea tan cercano como una silla o tan lejano como una estrella, se apoya tan solo en una imagen de la memoria. Y como la mente no es nada más que el contenido de la consciencia, allí donde no hay consciencia tampoco hay mente ni universo.

 

8 de noviembre

La aparición de un pensamiento, una emoción, o un deseo, es algo que está más allá del control del organismo. La reacción de la mente puede ser la de “firmar acuse de recibo” e implicarse en ello, o bien la de contemplar esa aparición sin que el “yo” se implique y dejar que desaparezca.

El hombre naturalmente virtuoso se ocupa de sus asuntos y las cosas que ocurren a través suyo también son virtuosas, porque no hay intención personal. Personalmente no desea nada de nadie.

 

9 de noviembre

La virtud y la natural falta de pretensiones del sabio pasan a menudo desapercibidas debido a su aspecto corriente.

El sabio, u hombre de juicio, es muy consciente de los artificios del mundo de los hombres.

 

10 de noviembre

La palabra “accidente” quiere decir algo que sucede sin premeditación, sin causa. Y sin embargo siempre preguntamos quién provocó un accidente. La mente siempre quiere saber quién es el responsable.

El sabio se libera simplemente comprendiendo lo que es la libertad. El tonto trata de alcanzarla mediante el esfuerzo personal y debe, inevitablemente, fracasar. Cuando el tonto por fin se rinde, se vuelve, él mismo, sabio y libre.

 

11 de noviembre

La ocurrencia de un pensamiento, una experiencia, o un evento, están totalmente fuera del control de cualquier organismo cuerpo-mente, haya o no haya sido iluminado.

Un organismo cuerpo-mente en el que ha sucedido la iluminación no se convierte en un vegetal. Surgen en él pensamientos, y también emociones, pero no acusa recibo de esos pensamientos, o emociones, o deseos. Sencillamente suceden.

 

12 de noviembre

Si se acepta un suceso, y se acepta que el instrumento a través del cual ha ocurrido ese suceso no es esencial, se hará mucho más fácil la transformación de la personalidad a la Impersonalidad, del individualismo a la Universalidad.

Tranquilidad es la aceptación de lo que es sin querer cambiarlo. Libertad es la aceptación de lo que uno es sin querer llegar a ser algo diferente.

 

13 de noviembre

La mente no es nada más que el flujo de los pensamientos, así que es obvio que no se la puede acallar ni por medio del deseo ni por la determinación de hacerlo, ya que no dejan de ser meros pensamientos. La mente, que es el ego, se refuerza con éste tipo de prácticas.

El propósito ostensible de toda meditación es el cese del pensamiento y la conceptualización, pero ninguna entidad puede conseguirlo porque una entidad es en sí misma el proceso de pensar. Sin embargo una comprensión profunda de esta verdad puede conducir a una detención espontánea de la mente en la que el pensamiento se detiene por sí mismo de un modo natural, como se detendría un reloj al que se deja de dar cuerda.

 

14 de noviembre

Mientras persista la idea de que uno es un buscador el despertar no podrá suceder. Hacer sadhana significa asumir la existencia de un fantasma. La entidad que crees ser es falsa. ERES la Realidad.

Es un error pensar que hay una personalidad individual que funciona a través del cuerpo y la mente. El “yo” como personalidad individual es simplemente una ilusión mental, y la mente no existe aparte del pensamiento. Cuando se examina continuamente el origen del pensamiento, a medida que este va surgiendo, se descubre que no existe una cosa tal que la mente, ni un individuo detrás de ella.

 

15 de noviembre

El problema de cualquier clase de meditación o práctica disciplinaria es que casi siempre se confunden por completo los medios y el fin. Algunos buscadores acaban totalmente frustrados cuando descubren que los largos años de prácticas no les han aportado nada, mientras que otros pueden recorrer la Senda sin Senda y llegar al Destino Que Es Ningún Destino casi sin esfuerzo, y otros, por fin, se quedan en el camino porque adoptan equivocadamente como meta definitiva algún pueril poder espiritual. El hecho sutil y fundamental, y que casi siempre se ignora, es que el fin y los medios son la misma cosa y que el único medio de llegar a la Verdad es la propia Verdad. La comprensión lo es todo.

Lo cierto es que toda búsqueda de la Verdad solo puede acabar en un fracaso. Ha de despertar aquel que nunca estuvo dormido y ha de dormir aquel que nunca estuvo despierto.

 

16 de noviembre

La mente que deja de tratar de comprenderse a sí misma alcanza su inmaculada pureza original y vuelve a ser nonata y a estar otra vez completa.

El hombre que se ha liberado a través de la comprensión acepta cualquier cosa que le sucede sin hacer juicios y permanece asentado en la unidad subyacente que engloba a la naturaleza y al hombre en la totalidad que es el universo. Disfruta de cada experiencia sin vincularse en ningún sentido, ni positivamente con los placeres, ni negativamente con las penas, y así permanece libre en todas las circunstancias.

 

17 de noviembre

Nadie nace, nadie muere. Haber nacido es solo un concepto. No hay ninguna entidad que liberar. No comprender este hecho significa la esclavitud de la ignorancia, entenderlo es la libertad de la verdad. Pero la percepción de la verdad no se da en el tiempo, es siempre instantánea.

Es posible que veas todo el universo como un sueño, pero mientras siga habiendo un “tú” (una entidad separada) que ve este sueño, continuarás estando confuso.

 

18 de noviembre

El lamentable resultado de todas las prácticas de auto-perfeccionamiento es que el ego crea una separación aún más distante y profunda dentro de sí mismo, traicionando así su auténtico propósito mediante el refuerzo de la verdadera fuente de separación y conflicto que es el propio ego. Esas prácticas conducen a la frustración mental en el mejor de los casos, y en el peor a la locura total.

No puedes provocar ni evitar el cambio porque el cambio es la vida misma, igual que el flujo es el río. Es inútil intentar provocar o rechazar el cambio, no queda otra opción que ser consciente de él. El flujo inexorable de la causalidad no puede ser afectado por una simple sombra de su propia expresión, que es todo lo que es un ser humano.

 

19 de noviembre

¿Quién es el que percibe? Solamente la Consciencia Universal. El cuerpo es simplemente el mecanismo a través del que tiene lugar la percepción y del que se infiere el ego como el que percibe los objetos. Estrictamente hablando no existen ni el que percibe ni lo percibido. La percepción existe solamente como la expresión objetiva del funcionamiento subjetivo de la única Conciencia Universal.

A la noción de voluntad individual se le ha denominado como“la picadura mortal de la serpiente del ego”, porque es la auténtica raíz del concepto de esclavitud o infelicidad; y la única cosa que puede liberar al hombre de este veneno es la renuncia a su identificación con un objeto determinado como un “yo”.

 

20 de noviembre

Una persona normal y corriente solo puede ver las cosas como objetos vistos por un sujeto. Cuando se produce cierto cambio en su comprensión que lo distancia de la identidad personal separada, cae en la cuenta de que solo el sujeto impersonal es real, mientras que los objetos son ilusorios. Finalmente, con la iluminación total, el sabio vuelve a ver los objetos como objetos, pero dentro de una unidad esencial en la que no hay separación entre sujeto y objeto, ni, de hecho, ningún otro tipo de separación. 

La gracia del guru está siempre disponible para que cualquiera coja toda la que quiera, pero no hay reglas sobre dónde o cuándo fructificará. Todo lo que hace el guru, y todo lo que puede hacer, es señalar a AQUELLO que todos somos, y si no hay obstáculos,  como dudas, o vanidad intelectual, o ataduras materiales desmesuradas, la transformación puede ser inmediata. De otro modo no será más que conocimiento intelectual.

 

21 de noviembre

La comprobación de la Verdad Absoluta no estriba en conocerla, porque no puede ser conocida, sino en SERLA.

La percepción del sinsentido básico de los valores convencionales en relación con la realidad eleva a un hombre por encima de la lucha y el conflicto aparente de la vida. A partir de ese momento ese hombre ve la vida como un juego en el que debe participar según las reglas pero que en absoluto ha de tomarse en serio.

 

22 de noviembre

La acción espontánea ocurre con independencia de la voluntad conceptual o de la intención. De hecho, estrictamente hablando, toda acción es espontánea. Esta es la razón por la que casi siempre el hombre de auténtica comprensión es un enigma para la mayoría de la gente. Es completamente impredecible, y lo es precisamente porque sus acciones son naturales y espontáneas.

Un problema se convierte en un problema solamente cuando se involucra la mente, hasta entonces solo es un pensamiento. Y si ese pensamiento es meramente observado, desaparece.

 

23 de noviembre

La comprensión fundamental es que ningún “yo” es especial. El ser humano es solo parte de la totalidad de la manifestación.

A medida que se expande la aceptación, la vida se hace más fácil. El sufrimiento se hace más llevadero que cuando se veía como algo que debía ser rechazado, algo a lo que había que poner fin.

 

24 de noviembre

La voluntad personal desaparece por sí misma en aquel que ha llegado a la convicción profunda de que como individuo aparente no es él el que vive como una entidad, sino que está siendo vivido por la estructura-soñada de esta manifestación.

Pensar en términos de hacer algo o reprimirse de hacer algo, con la intención de que pueda suceder o no un evento subsiguiente, es una visión basada en la equivocada idea de que el futuro depende de nuestros actos voluntarios de hoy. Es esta errónea premisa de autonomía la que sustenta la completa inutilidad de lo que consideramos nuestros actos voluntarios y sus consecuencias de retribución o recompensa. En realidad no hay ni volición, ni causa y efecto, sino una indivisible Totalidad de Funcionamiento que se presenta como el universo manifiesto.

 

25 de noviembre

La inseguridad no podrá desaparecer hasta que desaparezca el propio sentimiento de separación.  

En realidad solo existe la contemplación. Fuera del propio proceso que es la contemplación no existen ni el contemplador ni el objeto contemplado.

 

26 de noviembre

La comprensión real no resuelve los problemas, los disuelve.  

La presencia de un “yo” en cualquier actividad, incluyendo las prácticas espirituales, asegura la persistencia del deseo y la prolongación de un esfuerzo infructuoso.

 

27 de noviembre

La respiración funciona por sí misma mientras el individuo piensa equivocadamente que es él el que está respirando. Los pensamientos llegan del exterior emergiendo espontáneamente entre intervalos de vacío mental, y él cree que es él el que piensa. Los pensamientos son involuntariamente transformados en acciones, y él cree que es él el que actúa. En realidad lo único que ha hecho es tomar las acciones de la Totalidad como si fueran sus propias acciones.  

Igual que se detiene el flujo de un río al alcanzar el mar, se detienen las prácticas disciplinarias y los esfuerzos para alcanzar la liberación cuando el discípulo conoce al guru. Mientras tanto cabe preguntarse ¿de que sirve aceptar la naturaleza ilusoria del universo y todo lo que contiene y excluirse uno mismo?

 

28 de noviembre

Desde la perspectiva de la Verdad nunca hubo ningún fruto que se pudiera alcanzar mediante las prácticas espirituales, no hay nada que se pueda alcanzar, y además todo lo que ES siempre ha estado ahí.  

La auto-indagación es fundamentalmente una investigación de la verdadera naturaleza del hombre porque, independientemente de lo que éste pueda pensar del mundo exterior y de Dios como creador, está basada en la única cosa que en realidad sabe, la única cosa de la que puede estar seguro: que existe, que está presente, que vive a través del sentimiento de SER.

 

29 de noviembre

El origen de la frustración que el hombre civilizado siente hoy en día se halla en el hecho de que no vive en el momento presente, sino para el ilusorio futuro, ese futuro que es solamente una creación del cerebro y por lo tanto una mera ilusión basada en la memoria, una abstracción inútil en el mejor de los casos.  

En la vida es imposible disfrutar de los placeres deseados sin que les acompañen los dolores no deseados. De hecho son mutuamente interdependientes y por tanto inseparables.

 

30 de noviembre

El punto esencial de la comprensión fundamental es que en todo instante no hay sino perfección en la totalidad del funcionamiento que es el universo. De este modo, el presente momento, y todo lo que ofrece, se acepta con una alegría pura, total, y desinhibida.

El individuo asume innecesariamente volición y responsabilidad por actos y sucesos que ya están sometidos a determinación por lo que  llamamos causalidad o destino.

 

1 de diciembre

Lo que pueden parecer cambios en el carácter o la naturaleza de un individuo, originados por experiencias de amor divino, o de hermandad universal, o de éxtasis físicos o psíquicos, son sin embargo fenómenos afectivos, y por lo tanto movimientos en la Consciencia, no es la Auto-realización.

 

La vida es verdaderamente maravillosa, si no te involucras en ella.

 

2 de diciembre

El dolor y el placer también existen para los animales, pero no les supone ningún problema porque no lamentan el dolor pasado ni temen el peligro futuro. Viven en el AHORA de la naturaleza. Solamente el ser humano se preocupa con opuestos imaginarios como si fueran un problema. De hecho, no existen ningún tipo de opuestos excepto como conceptos producidos por la imaginación.

La Consciencia pura, que es infinita y eterna, está libre para siempre de cualquier tipo de alteración.

 

3 de diciembre

Tú y yo no somos dos sino la misma Unicidad Absoluta.

El guru está siempre disponible y preparado para entregar la gracia. Todo lo que se necesita por parte del discípulo es la capacidad de aceptarla, la clase de receptividad indispensable para aceptarla. La naturaleza hace el resto.

 

4 de diciembre

La verdadera devoción no exige ningún esfuerzo, meditación suprema en el continuo, consciencia constante de lo interior, presencia que mora en lo más interno. No requiere ningún esfuerzo porque en ella no hay que conseguir nada que uno no posea de antemano.

Lo que generalmente se llama orar, no es más que una entidad ficticia llamada “yo”, pidiéndole algo a otra entidad ficticia llamada “Dios”.

 

5 de diciembre

La perspectiva amplia, la iluminación focal que es la comprensión perfecta, ve las cosas como son.

Seguridad significa que no haya cambios, pero en el universo nada puede permanecer inmutable. La búsqueda de seguridad por parte del ser humano acaba conduciéndole necesariamente a la frustración. El ser humano debe aceptar que la inseguridad, el cambio de un opuesto al otro, es la verdadera base de la vida y de la existencia.

 

6 de diciembre

La búsqueda comienza con el individuo y termina con la aniquilación total del individuo 

La liberación es lo que ocurre cuando desaparece la arrogante y estúpida idea de que vivimos nuestras vidas según nuestra propia voluntad.

 

7 de diciembre

El pensador no puede llevar a cabo la detención del  pensamiento. Mientras esté implicado en el pensamiento de dejar de pensar, él mismo es la persistencia del pensamiento. Pero si el proceso de pensar es simplemente observado o contemplado imparcialmente, desaparecerá por sí mismo y se llevará con él al pensador.

Las prácticas espirituales se basan en la falsa identificación del buscador con el ego y con sus esfuerzos, atribuyendo al Yo varios defectos y límites concebidos por el ego. Pero la propia manifestación del universo es una ilusión de la que el ego solo constituye una parte mínima e impotente. De manera que ¿quién tiene que intentar algo, y para qué? Ese Yo que se busca a través de la Auto-indagación, ya se ha realizado, porque lo único que existe es el Yo.

 

8 de diciembre

Todos los “yo” y los “tú” son solo la expresión objetiva del único “Yo” subjetivo. A menudo, cuando un individuo comprende esto de un modo repentino se sume en un explosivo e incontrolable ataque de risa provocado por el chiste primigenio que es toda la ilusión de la creación.

Nuestro estado natural como parte intrínseca de la Totalidad es la relajación total. Es precisamente la separación de esta Totalidad (debido a la ilusión de la libre voluntad) la que nos acarrea el miedo, la agresión, y la tensión de la inseguridad. Y solamente a través de la rendición a la Totalidad se eliminarán de nuestro sistema estas tensiones.

 

9 de diciembre

El abandono espontáneo de propósitos e intenciones es el único modo de que pueda suceder la iluminación. Sin intención no hay voluntad, no hay un “yo” ni un esfuerzo egocéntrico, sino solo la natural ACCIÓN noumenal de vivir.

Desde el punto de vista de la entidad individual ficticia, los problemas no desaparecen nunca. Desde el punto de vista de la totalidad del funcionamiento fenoménico, los problemas no aparecen nunca. La comprensión profunda de esta verdad es la llave maestra que abre la puerta a la paz que es felicidad, felicidad que es LIBERTAD.

 

10 de diciembre

El despertar espiritual no proporciona dividendos. Los iluminados viven profundamente asentados en la percepción de que ellos mismos y el universo son simples apariencias.

“Yo” era el mismo “yo” hace cincuenta años, o quinientos años, o incluso antes de que existiera el tiempo, y “yo” seré el mismo “yo” dentro de cincuenta años, o dentro de quinientos años, o incluso después de que el tiempo deje de existir. Mientras el tiempo pasa  “yo” soy el mismo para siempre.

 

11 de diciembre

En el preciso momento en el que perdieras la identificación con el cuerpo y te arraigaras firmemente en esa Consciencia animada que te proporciona la sensitividad y el sentimiento de presencia, YO SOY, sabrías lo que es la paz y la libertad total.

El sabio auto-realizado no es perfecto, es TOTAL.

 

12 de diciembre

El silencio es el medio más poderoso para transmitir este conocimiento; para que pueda llegar intuitivamente.

La base de la espiritualidad no es ni la culpa ni la responsabilidad. La base de la espiritualidad es la libertad relajada.  

 

13 de diciembre

La emoción, como el pensamiento y el deseo, aparece por sí sola en la mente. La aparición de emociones, pensamientos y deseos, es siempre espontánea. No puedes hacer que aparezca una determinada emoción pero tampoco puedes impedirlo. 

Cuando la mente está desocupada es libre. Cuando se ha detenido la conceptualización no hay nadie que pueda preocuparse por nada. Cuando la mente se mantiene apartada de las funciones sensoriales, que en sí mismas son solamente operaciones de la naturaleza, no hay sufrimiento sino que hay la libertad de los actos naturales. Cuando desaparece la noción de autoría o no-autoría personal, toda acción se convierte en no-acción.

 

14 de diciembre

La comprensión real se traduce en una actividad espontánea y natural a través del mismo poder de virtualidad latente que se exhibe en la milagrosa fructificación de las plantas, la formación de ojos y orejas, la circulación de la sangre, y la sutil retícula de los nervios. Ese poder se genera sin una dirección consciente, y el hombre que lo tiene casi siempre está tan difuminado en la normalidad y el anonimato que pasa desapercibido para los demás. Sin embargo, sus acciones serán las más puras, las más eficaces y poderosas, porque coinciden con el propio proceso universal y carecen de cualquier sentimiento de volición.

La sabiduría es inherente en la aceptación total de cada situación tal como es, con la consciencia de presenciarlo todo como en un sueño, manteniendo la confianza en la armonía básica y esencial que es la espontánea inteligencia natural del universo.

 

15 de diciembre

La eficacia de la actividad sin acciones se basa en el ser más que en el hacer, en la actitud antes que en el acto, en la compasión y no en la compulsión, en la humanidad y la tolerancia antes que en la agresión y la fuerza.

Las naturalezas del sueño, del trance, del desvanecimiento y de la muerte pueden ser algo diferentes, pero en todas ellas la desaparición de la consciencia de uno mismo y de la identidad individual, acompañada por una pérdida de la consciencia en general, es esencialmente la misma, mientras que la iluminación es la desaparición de la consciencia y de la identidad individual en un estado de Consciencia total.

 

16 de diciembre

La Auto-indagación es un proceso pasivo. Se le permite a la mente sumergirse en su fuente incluso cuando está ocupada en las actividades normales y esto se convierte poco a poco en una corriente subyacente de observación que se extiende gradualmente a todas las horas en que se está despierto y comienza a estar presente en todas las actividades sin inmiscuirse ni interferir con ellas.

El estado en el que estás ahora es el estado despierto. Este estado es revocado por el estado de sueño, pero a su vez este desaparece cuando estás en el estado de sueño profundo. Los tres estados van y vienen, pero siempre estás ahí. Tu estado real, el de la propia Consciencia, sigue existiendo siempre y para siempre, y es la Realidad única.

 

17 de diciembre

La tranquilidad solo llega en la ausencia total de resistencia a la experiencia del momento presente y, por lo tanto, no tiene nada que ver con los compromisos intelectuales idealistas ni con la acción o la no-acción, ni con cualquier otro aspecto imaginable de comportamiento idealizado.

Es la conceptualización intelectual la que suscita unos cuantos problemas innecesarios, la que atrapa en su red al individuo y la que le hace olvidar la cuestión fundamental, a saber, ¿quién y qué es, en realidad, el que lo pregunta?

 

18 de diciembre

No puedes pedir que se cree en ti el amor. No puedes acercarte a  Dios hasta que hayas sufrido la pérdida del yo.

Toda experiencia es impersonal. La experiencia personal pierde su impersonalidad cuando la mente-intelecto acepta la experiencia como su propia experiencia y la acepta o la rechaza según la considere buena o mala.

 

19 de diciembre

La búsqueda comienza con el individuo y termina cuando el buscador individual se da cuenta de que lo que ha estado buscando durante todo este tiempo es lo que ya es en realidad, que el buscador es lo buscado, que nunca hubo un individuo buscando.

Los pensamientos están destinados a aparecer. El truco consiste en no implicarse, sino simplemente  ignorarlos por completo.

 

20 de diciembre

La resistencia es lo único que transforma la eternidad del momento presente en la transitoriedad de la experiencia pasajera, en forma de tiempo o duración. Sin resistencia solo hay eternidad

La verdadera virtud no se puede cultivar, solo puede ser la consecuencia natural e inevitable de la comprensión.

 

21 de diciembre

Dios es solo uno de los conceptos del hombre, un símbolo utilizado para señalar el camino hacia la Realidad Suprema que ha sido confundido con la Realidad misma. Se confunde el mapa con el territorio verdadero.

Es posible que los que adoran a Dios obtengan algún tipo de satisfacción o paz mental a través de esa adoración a un concepto creado por ellos mismos (Dios), pero es un proceso inútil desde el punto de vista de experimentar la propia naturaleza.

 

22 de diciembre

La felicidad genuina, que no tiene contraparte en la pena, tampoco tiene ninguna razón. Todas las razones pertenecen a la relatividad fenoménica, mientras que la pura felicidad es de una dimensión completamente diferente, la de la noumenalidad sin causa.

Todo esfuerzo deliberado para mejorar algo en la vida solo puede acabar en la contradicción con uno mismo. No hace falta ningún esfuerzo en absoluto para vivir la vida de un modo pleno. Es como flotar con la corriente, o como saber encajar los golpes; mientras la tormenta tumba a la robusta encina, la dúctil hierba continua doblegándose con flexibilidad.

 

23 de diciembre 

El único resultado de intentar controlar nuestra naturaleza inherente es la supresión, con sus adversas consecuencias. Todo lo que uno puede hacer, es vivir de acuerdo con la naturaleza inherente a su aparato psicosomático y dejar que la comprensión de nuestra verdadera naturaleza se haga más profunda y provoque los cambios que sean necesarios sin ninguna volición o pensamiento de nuestra parte. 

Cualquier cambio necesario sucede. Cualquier cosa que sucede debe suceder. Todo lo que uno tiene que hacer es dejar de dudar. Esto es (la) verdadera (auténtica, en esto consiste, this is true faith) fe.

 

24 de diciembre

La iluminación de un determinado aparato psicosomático solo puede suceder cuando llega el momento apropiado según el esquema cósmico de la evolución. Y si ese momento llega, nada en el mundo puede impedir que suceda; de igual modo, tampoco es posible hacer que suceda si no es el momento apropiado.

Una vez que uno ha conocido la espontaneidad auto-generadora  con la que suceden todos los eventos, la ausencia de voluntad aparente, o de control, deja de ser un asunto aterrador y se convierte en una gozosa celebración de libertad.

 

25 de diciembre

Es inútil tratar de renunciar a nada  hasta que aparece la convicción de que todo el universo es solo un sueño, y tal convicción no puede comenzar a aparecer hasta que se haya experimentado el placer sensorial el tiempo suficiente como para comprender su esencial vacuidad.

La verdadera comprensión es de la misma naturaleza que el simple conocimiento YO SOY; que estoy vivo, que existo, y que no necesito que nadie lo confirme para probar que estoy vivo y que existo.

 

26 de diciembre

Aquel cuyo sentimiento de autoría personal ha desaparecido a través de la intuitiva visión introspectiva de su naturaleza no tiene razones para hacer o decir nada. Aunque a los ojos de la gente  parezca que lleva una vida activa normal, en realidad para él no existe nada.

La soledad no es nunca una cuestión de sitio, sino de mente. Un  hombre atado a los deseos no puede encontrar la soledad en ningún sitio, mientras que un hombre desinteresado está siempre en soledad donde quiera que esté.

 

27 de diciembre

Ante cualquier cosa que pueda ocurrir en un determinado momento las cuestiones de bien o mal, de correcto o incorrecto, de progreso o no, son totalmente irrelevantes. No puedes evitar hacer precisamente lo que estás haciendo.

Solo si te ha llegado al corazón debes aceptar lo que aquí has escuchado.

 

28 de diciembre

Es posible que pienses que haces algo. Te aseguro que no. No hay  autor individual.

Lo peor de todos los problemas surge precisamente donde hay una identificación errónea con un aparato cuerpo-mente como si fuera un ente separado que piensa que tiene el control de sí mismo.

 

29 de diciembre

¿Qué ocurre cuando sucede la Realización? Tú ya no eres tú. Permaneces asentado en el silencio interior y en la libertad sin ninguna preocupación por tu bienestar, y contento con cualquier cosa que la vida te aporte; y la vida continúa con una perfecta falta de esfuerzo.

Cuando te das cuenta de que no tienes ningún control sobre los resultados, dejas de preocuparte por ellos y te concentras en lo que estás haciendo.

 

30 de diciembre

Si aceptamos la vida día a día, momento a momento, descubrimos que la vida puede ser sorprendentemente simple.

Si has oído algo aquí, bien. Si no, también. Si como consecuencia debe ocurrir algún cambio, déjalo ocurrir. Si la comprensión, a cualquier nivel, tiene alguna importancia, alguna valía, esta debe aflorar por sí misma.

 

31 de diciembre

El universo no es causado sino que es como una red de joyas en la que cada una es solo el reflejo de todas las demás, en una fantástica armonía interrelacionada que no tiene fin.


 

 

 

 

 

IR AL INICIO